Los Expertos Tienen Motivos De Peso A Favor De Los Fines De Semana De Tres Días

El sábado y el domingo son  los días más cortos de la semana, aunque tienen las mismas 24 jodidas horas que el resto. Esto es así, y duele. Porque hay que volver al trabajo y, aunque los dediques a ver Netflix las 48h, se te van a pasar a toda leche. Esto podría acabarse si las empresas llevaran a cabo la propuesta de K. Anders Ericsson, experto en psicología del trabajo, que tiene clarísimo que deberíamos alargar los fines de semana un día más. Anders ha realizado una serie de experimentos que demuestran que solo somos productivos durante cuatro o cinco horas diarias. O sea, que nuestro próximo paso es decirle al jefe que si quiere que la empresa vaya para arriba, tenemos que estar solo cinco horas en el curro de lunes a jueves. Eso sí, dándolo todo.

Resultado de imagen de persona trabajo gif"Si empujas a la gente más allá del tiempo que realmente pueden concentrarse al máximo, es muy probable que estés provocando que cojan malos hábitos. O lo que es peor, esos malos hábitos pueden acabar afectando al tiempo en el que normalmente son productivos", explicó Anders Ericsson a la web Bright Side.  La idea es que trabajemos menos horas, menos días y más intensamente. Por ejemplo, hacerlo de lunes a jueves en tramos de cinco o seis horas en los que prácticamente no paremos. Se acabó la pausa para el bocata, amigos. No podía ser todo bueno.

Ya hay algunos ejemplos de empresas que han probado jornadas laborales parecidas a esta. En 2008, justo cuando estalló la crisis económica en Estados Unidos, el entonces gobernador del estado de Utah, Jon Hunstman, diseñó un plan para cambiar el trabajo semanal. El proyecto de Hunstman consistía en trabajar cuatro días a la semana —de lunes a jueves— con diez horas diarias. Su idea fue un éxito, ya que casi el 75% de las empresas de este estado se acogieron a esta configuración, incrementando la moral de los trabajadores, que estaban contentos por descansar de jueves a domingo (¡¿Quién no?!), y reduciendo los costes al tener que gastar en luz o calefacción un día menos.Resultado de imagen de persona trabajo gif

Por si todavía, con todo esto, no has conseguido convencer a tu jefe, también deberías saber que una escuela de Colorado probó este método con estudiantes de cuarto y quinto grado y sus resultados de matemáticas y lectura aumentaron entre un 6% y un 12%. Ahora ya lo sabéis, la ciencia está de vuestro lado. Sólo falta por ver quién es el bonico/a que se atreve a proponerle la teoría de Ericsson a su jefe o, peor aún, a la profe de mates: ¡buena suerte con eso!