Un estudio confirma que tomar tres cafés al día podría evitarte una muerte prematura

Más de medio millón de personas de diez países diferentes, 16 años de investigaciones y una conclusión: beber tres cafés al día puede reducir tus posibilidades de morir joven. Sí, has leído bien. Esa tacita de café que te despierta cada mañana, esa pausa para el ‘cortadito’ de media mañana con los colegas y el que te impide que te quedes sobad@ delante del ordenador por la tarde son la mejor medicina que te puedes meter entre pecho y espalda.

Resultado de imagen de café gif

Ojo, que no lo decimos nosotros, lo dice el macroestudio llevado a cabo por científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que está considerado como el mayor realizado hasta la fecha. En concreto, las posibilidades de reducir el riesgo de sufrir una muerte prematura con tres cafés al día era de un increíble 18% para los hombres y un 8% para las mujeres. Una cifra que se reduce a un 3% y 1% si reducimos el consumo a una sola taza diaria.

Pero es que la cosa no acaba aquí, otro estudio similar pero llevado a cabo sobre 185.000 estadounidenses de diferentes raíces étnicas (europeos, afrodescendientes, asiáticos, nativos americanos y hawaianos) llegó a idénticas conclusiones. “En dos sociedades muy diferentes vemos resultados bastante concordantes: el café tiene un efecto saludable y reduce la mortalidad prematura en una cantidad no despreciable”, explicó uno de los coautores del estudio al diario El País.

Vamos que ‘blanco y en botella aunque, eso sí, habría que especificar qué tipo de café y qué cantidad porque no es lo mismo beberse tres carajillos a rebosar de brandy del malo que tres cafés ‘solos’ o que un café de estos tamaño Starbucks bien cargaditos de azúcar. Así que a partir de ahora ya sabes: cumplir con los rituales cafeteros te asegura estar más despierto, ser más sociable y, además, es buenísimo para tu salud. Eso sí, sin pasarse.