Estrías, sí. Manchas, también: la nueva campaña de ASOS es una muy buena noticia para las mujeres

Fuera Photoshop y fuera retoques. La marca de ropa Asos ha sido la última en apostar por la belleza real de sus modelos, por una imagen que no oculta las marcas naturales de los cuerpos de sus modelos, que ahora aparecen tal y como son. Se suman así a la ola reivindicativa comandada por actrices y cantantes de fama internacional, como Anne Hathaway, Alicia Keys, Blanca Suárez o Kate Winslet, cansadas de ver cómo las revistas y campañas de publicidad se ocupan, tras las sesiones de fotos, de hacer desaparecer sus 'defectos', y cómo terminan ofreciendo una imagen distorsionada de sus cuerpos que sigue perpetuando los estándares de belleza basados en la perfección.

Por eso, esta firma británica de lencería y ropa de baño ha decidido dejar a un lado la edición y apostar por imágenes más naturales, generando una oleada de aplausos en las redes sociales. En su campaña de moda para el verano, Asos muestra a modelos con traseros estriados y con michelines, con acné y con marcas de nacimiento; modelos orgullosas de sus curvas y de las señales que, indefectiblemente, aparecen con la edad.

¿Será este el fin de una era? Cada vez más marcas de moda caen en la cuenta de que las imágenes digitalmente alteradas ya no engañan a nadie, y que plasmar la belleza real es una forma más adecuada de conectar con su público. Las primeras piedras contra la perfección 'dibujada' están colocadas y, en vista de la respuesta, parece que nadie se atreverá a removerlas y volver a establecer los antiguos cánones alejados de la naturalidad.