En el trabajo también te escogen por tu belleza

La brecha salarial entre quienes tienen un aspecto más normativo y los que no existe y está mucho más oculta de lo que parece

las personas que te vayan a contratar tendrán en cuenta tu físico y, en ocasiones, esto puede ser la única opción para decidirse entre dos currículums completamente iguales. La prima de la belleza varía ampliamente entre trabajos con diferentes requisitos de tareas. Según explica un estudio publicado en el National Bureau of Economic Research, “el atractivo es plausiblemente un atributo que mejora la productividad, aquellos que requieren cantidades sustanciales de interacción interpersonal, existe una prima de belleza. Por el contrario, en los trabajos en los que parece poco probable que el atractivo mejore realmente la productividad (trabajos que requieren trabajar con información y datos) no existe una prima de belleza”. Así que, también depende del sitio en el que vayas a trabajar o cuáles son las áreas que más te interesan.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Decirle que no a un jefe o un compañero de trabajo puede ser algo realmente difícil de hacer. Te da pánico faltar a tus obligaciones o compromisos y piensas que te lo tendrán en cuenta hasta el fin de sus días. ⁠ ⁠ Pero la realidad es que muchas veces la gente juega con nuestra falta de asertividad para excederse en sus peticiones y echarte encima responsabilidades que no deberías asumir. Con la vuelta de las vacaciones es un momento perfecto para cortar esas dinámicas tóxicas que habían hecho que rezases para que llegara el mes de agosto y poder huir bien lejos de tu rutina. ⁠ ⁠ Descubre cómo aprender a decir que ‘no’ en el artículo que encontrarás en el link de la bio.

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

Esta brecha pone en evidencia, como explican desde Xataka, que “las razones, sesgos y heurísticas que usamos para valorar a los demás laboralmente son interminables y que eliminarlas supondría reducir la libertad ostensiblemente”. Todo lo que tiene que ver con el físico no solo influye en el trabajo, también en relaciones e incluso se tiene en cuenta en el momento de asistir a un juicio. Si eres sospechoso de haber cometido un crimen y vas a presentarte a un juicio te recomiendan un tipo de ropa con determinados colores, que estés aseadx y limpix. Es más, las personas que tengan algún defecto facial (por ejemplo una cicatriz) suelen ser condenadas con muchas más facilidad por jurados populares.

El rostro en concreto suele ser una forma muy rápida de saber algo de una persona. La mirada o los ojos, como dice la famosa frase, se conocen como “el espejo del alma”. No sabemos si podemos fiarnos de este dato ya que también depende de cada persona porque, desde luego, hay personalidades muy complicadas de descifrar. La belleza o la falta de ella probablemente hace que la gente discrimine más. Casi siempre la belleza está por encima de cualquier otro tipo de discriminación que exista. Una de las fórmulas para terminar con esto, que ya se está poniendo en práctica es que los currículums no lleven fotografía.