El peor error que podrías cometer al escribir tu currículum

El currículum es lo primero que las empresas reciben de ti y su primer indicio para descartarte o darte el trabajo con el que siempre soñaste, así que es lógico que te preocupe que esté impoluto. Pero el peor error que podrías cometer al escribirlo no es esa falta de ortografía horrorosa que se te ha colado en la primera línea (tranquilo), sino engrosar demasiado la información que has dado en él. Todos usamos palabras bonitas para impresionar al entrevistador (aunque no suela colar), pero una cosa es eso y otra dar información que incluso llega a ser falsa.

Una encuesta encargada por la agencia de contratación australiana Robert Half realizada a 460 gestores de contratación reveló que el 68% de ellos había eliminado a un candidato después de descubrir "información deshonesta o exagerada" en su solicitud. Pero se ve que no solo mentimos sobre el papel, porque el 60% de ellos también aseguró que había pillado a los candidatos 'maquillando' o mintiendo sobre sus trabajos anteriores. Pero así como exagerar sobre la información que se da en el currículum te descarta directamente de la primera selección, mentir sobre tu formación podría traer consecuencias todavía más graves como, si ya te han contratado, el despido inmediato o pena de cárcel si llevas tu mentira unos cuantos pasos más allá. 

Según recoge El País, "puede también tener consecuencias penales, a través de la realización de actos delictivos que sirvan para encubrir la mentira como pueden ser la falsificación de documento oficial o el intrusismo profesional". Así fue como, por ejemplo, una mujer fue condenada en noviembre de 2016 a seis meses de prisión por un delito de falsificación en documento oficial. La trabajadora había falsificado un certificado oficial de monitor de patinaje artístico ( supuestamente emitido por la Federación Catalana de Patinaje) para conseguir un empleo en un colegio.

Otro ejemplo fue el de un hombre que falsificó su título de Derecho para colegiarse y así obtener un trabajo de Director de Relaciones Laborales. Tras trabajar en dos empresas distintas durante casi diez años, le condenaron a un año de prisión por intrusismo laboral. Sin embargo, debido a que habían pasado tanto años desde que presentó su falso título y el delito había prescrito, el acusado se libró de los cargos por falsedad documental.

Así que, a partir de ahora, piénsatelo hasta dos y tres veces antes de lanzarte a contar cosas que no son del todo ciertas en tu currículum por muy bien que queden. Con el consejo del director de Robert Half Australia, Andrew Morris, "la transparencia y la honestidad durante el proceso de solicitud y entrevista son fundamentales para los candidatos que quieren ser considerados para un trabajo", y un currículum corto, sencillo y fácil de leer, no habrá empleo que se te resista.