La Nueva Entrega De Los Sims Rompe Barreras Y Hace Lo Que Nadie Había Hecho Hasta El Momento

La cuarta entrega de la conocida serie de videojuegos de Los Sims ha dado un paso más por la igualdad LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales). Con su nueva propuesta, el título desarrollado por EA ha decidido ir un paso más allá de lo que ya hizo en el año 2000. En el primer Los Sims, personajes del mismo sexo podían besarse y enamorarse. Fue un juego pionero en este asunto. Ahora los chicos de Redwood permiten en su último título poder crear un personaje sin diferencias en cuanto a género, estética, vestimenta o complementos.

Desde EA han asegurado que en Los Sims 4 se pueden crear personajes con cualquier tipo de físico, forma de andar y tono de voz con independencia de su sexo. "Más de 700 elementos que antes solo estaban disponibles o para Sims de sexo masculino o para Sims de sexo femenino lo están ahora para todos los Sims con independencia del sexo que se les haya asignado", explica la compañía en su página. Desde la compañía norteamericana quieren apostar por la creatividad ilimitada y la máxima expresión de sus usuarios.

Este paso que ha dado Los Sims es novedoso en la industra del entretenimiento. Aunque el cine lleva años estrenando películas sobre personas de diversa orientación sexual o identidad de género, todavía le cuesta reflejarlo como algo normalizado e integrado en la sociedad sin que sea directamente el objeto de la película.

Una de las últimas lanzas rotas en el cine por la comunidad LGTB es la película La chica danesa, que habla de Lili Elbe, una pintora que se convirtió en la primera persona en practicarse cirugía de cambio de sexo en Alemania a inicios de los años 30. El papel de Eddie Redmaye, ganador del premio a Mejor Actor por su encarnación del científico Stephen Hawking, permite abordar el asunto transgénero desde el contexto de inicios del siglo XX.

Se pueden encontrar más ejemplos recientes como Carol, la adaptación de la obra de Patricia Highsmith que cuenta la historia de dos mujeres que que son pareja en el Nueva York de los años 50 o Freeheld, el cortometraje protagonizado por Julianne Moore y Ellen Page, que muestra a una pareja enfrentarse a la legislación estadounidense. Por otro lado, la película Milk de 2008 habla acerca de Harvey Milk, político y activista de California (al que encarnó Sean Penn) quien, en 1977, pasó a ser la primera persona declarada homosexual en ser electa para un cargo público en la ciudad de San Francisco.

La comunidad LGBT pretende la normalización social y la equiparación de derechos de homosexuales, transexuales y bisexuales. El cine nos ha mostrado en la mayoría de los casos que dichas historias han sido convulsas, atiborradas de obstáculos para sus protagonistas. Se trata de dejar atrás ese contexto e integrarlo como algo que simplemente forma parte de la sociedad. Los Sims están por la labor.

Crédito de las imágenes: Electronic Arts / Universal Pictures