Los disturbios tras la muerte de un mantero en Madrid reencienden el debate sobre la brutalidad policial

El barrio madrileño de Lavapiés vivió anoche unos disturbios que terminaron con el arresto de seis personas. La ira se desató después de que Mame Mbaye Ndiaye, un mantero de 34 años y de origen senegalés, hubiese muerto por la tarde en el mismo barrio a causa de una parada cardiorrespiratoria mientras huía de la policía, según comunicaron fuentes de Emergencias Madrid y policiales.

El hombre se encontraba vendiendo perfumes en la Plaza Mayor junto a otros compañeros cuando se percató de que había un control policial contra el ‘top manta’ y echó a correr. Después los policías le persiguieron hasta que, de repente, se desplomó a la altura del número 10 de la calle del Oso. Inicialmente, negaron al Ayuntamiento que la muerte hubiese tenido lugar durante el operativo, pero varios testigos expusieron después la verdad: su corazón se paró mientras intentaba alejarse de la brutalidad policial. Los agentes intentaron reanimarle, algo que siguió intentando sin éxito el Samur y Protección Civil. Ya no había nada que hacer.

Después del fatídico suceso decenas de personas, entre ellas otro mantero que era compañero del fallecido, se reunieron en Lavapiés para protestar por lo sucedido y denunciar la presión que la policía ejerce en el barrio para "combatir" la venta ambulante. Unas reivindicaciones que se prolongaron hasta la madrugada y que desencadenaron destrozos en sucursales bancarias, barricadas, incendios en contenedores y mobiliario urbano. Finalmente, los disturbios fueron sofocados y seis personas fueron arrestadas.

Ante un suceso que, probablemente, cuestionará la actuación policial en estos casos, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, lamentó en Twitter el fallecimiento. Después aseguró que la situación no quedará así, que investigará "a fondo" lo ocurrido y se actuará "en consecuencia". Y hoy tampoco nadie olvida a Mame. Un concentración convocada esta tarde a las 18:00 en la Plaza Nelson Mandela de Lavapiés le conmemorará a él y a todos los que han sufrido la presión policial bajo el lema: "Contra el racismo institucional asesino".