Descubren una técnica para controlar lo que sueñas y que dejes de tener pesadillas

Un grupo de investigadores de la Universidad de Adelaida (Australia) ha encontrado una solución para que dejes de soñar con tu ex cada maldita noche. O, al menos, para que escojas soñar con el buenorro del quinto en vez de él. Se trata del desarrollo de un conjunto de técnicas que te permitirían, no solo escoger qué va a pasar por tu mente cuando te vayas a la cama, sino que podrías incluso participar y decidir qué hacer en ese sueño. Suena bien, ¿verdad?Imatge relacionada

Coordinados por el psicólogo Denholm Aspy, el grupo de científicos ha indagado en lo que se conoce como 'onirismo'. Es decir, la capacidad de algunas personas –llamadas 'onironautas'– de distinguir si están soñando y de intervenir en sus sueños. Si lograran desentrañar una forma de inducir este tipo de sueños, afirma Aspy, probablemente podrían librarse de trastornos del sueño o traumas inconscientes. “Nuestro estudio supone dar un paso más hacia la consecución de un sistema eficaz que permita inducir este tipo de experiencias y aprovecharlas para tratar distintos trastornos, como las pesadillas recurrentes, o incluso potenciar algunas habilidades físicas mediante su práctica en el sueño”, asegura.

Así, el equipo de científicos presentó en la revista Dreaming los resultados de probar tres técnicas distintas de inducción a estos sueños lúcidos en tres grupos de personas distintas durante una semana. Por un lado, pidieron a los participantes que aplicaran 'la prueba de realidad', que consiste en detenerse varias veces al día para comprobar el entorno y si se está soñando. A un segundo grupo se le pidió que se despertara tras cinco horas durmiendo, permaneciera despierto durante unos minutos y después volviera a dormirse. Según esta técnica, así se favorece la fase REM en la que suelen darse los sueños.

Resultat d'imatges de wake up sleepPor último, la técnica que resultó más efectiva según el estudio fue la llamada 'inducción mnemónica de sueños lúcidos' (MILD, en sus siglas en inglés). De nuevo, la persona debe despertarse tras cinco horas de sueño, pero antes de volver a dormirse ha de repetirse mentalmente algún lema que le convenza de que va a experimentar un sueño lúcido o que podrá decidir qué soñar. "Cuando vuelva a dormirme, recordaré que estoy soñando y lo controlaré”, por ejemplo. De los participantes que lograron volver a dormirse, un 17% tuvo sueños oníricos y, en el caso específico de la técnica MILD, un 47% de ellos lo consiguió.

Así que deja de quejarte porque lo de tus pesadillas (con tu ex pareja, los exámenes o esa esperada entrevista de trabajo) por fin tiene solución. Solo tendrás que repetirte una y otra vez que vas a controlarlo y buscar un plan alternativo que sustituya ese sueño. Según Aspy, en unas semanas podrías tenerlo controlado.