Delhi está tan sucia que el último grito es un bar para respirar oxígeno

Oxypure es un "spa para los pulmones", y así darte un respiro en una ciudad tan contaminada que hasta los medidores de polución se han quedado sin dígitos para medirla

Nueva Delhi está tan contaminada que los dispositivos de medición se han quedado sin dígitos para marcar los niveles de polución. Un ministro del gobierno de Nueva Delhi dijo a principios de mes que la capital india es “una cámara de gas”. Ahora mismo está 10 veces por encima del nivel que se considera seguro para los seres humanos. En sus cuotas máximas de contaminación, las autoridades han llegado a afirmar que salir a la calle y respirar el aire era el equivalente a fumarse una cajetilla de tabaco.

Niebla de cotaminación en Delhi | Wikipedia

En esta situación extrema, el gobierno ha decretado medidas como prohibir la circulación, regular la actividad industrial y vigilar la quema de cultivos, ya que está de campos porque necesita mucha materia prima para provisionar los 20 millones que viven en la urbe, y si arden el humo directo al aire. Como explica la cadena pública británica BBC, esto último es el principal problema de Delhi: “de acuerdo a una nueva regulación del gobierno, la etapa de siembra cambia de fecha y los campesinos tienen menos tiempo para preparar la tierra, y para acelerar el proceso incineran largas extensiones de tierra”.

Paralelamente, hay iniciativas privadas para proporcionar aire fresco a los ciudadanos de Delhi. Oxypure es una de las empresas que quieren enriquecerse ante esta problemática creciente, ya que a cambio de 300 rupias (unos 3,5 €), vende quince minutos de aire puro y fresco en un local situado en una de las principales avenidas comerciales. Un precio que, obviamente, no es para nada accesible (para entender lo que supone 15 minutos por 300 rupias para el bolsillo medio indio: el litro de agua vale, aproximadamente, 20 rupias). Un lujo y, a priori, la única forma que tienen los ciudadanos de la capital de probar este aire.

Tripadvisor

Los promotores de esta idea son Aryavir Kumar y Margarita Kuritsyna, emprendedores de 26 y 25 años, que descubrieron el producto en un bar de Las Vegas y decidieron llevarlo a India, ya que creían que podrían lucrarse con esta necesidad. Ahora, ofrecen oxígeno con esencias diferentes para atender las necesidades de cada uno: “oxígeno con esencia de eucaliptus para relajar el cuello tras toser por la contaminación, de vainilla para calmar la mente, menta para los músculos y los mareos. Es un spa para los pulmones”, explican a la cadena alemana DW. Esta noticia se ha hecho viral y ha escandalizado a muchos usuarios, que se ríen de que hemos llegado al esperpento capitalista de “hasta nos cobran por respirar”.

No es el único producto de lujo que se comercializa en el país indio para remediar los efectos de la contaminación. Uno de los más consumidos son las cremas antipolución para limpiar la cara después de estar en la calle, porque pasar según qué días en las calles de Delhi te dejan el rostro cubierto por una capa de polvo y contaminación que muchas personas quieren eliminar en cuanto llegan a casa (si se lo pueden permitir, claro).