Por qué siempre deberías sacar tiempo para viajar

Viajar es vivir y quien diga lo contrario, miente. Por eso cada vez existen más posibilidades económicas para movernos por esos mundos, Blablacar & company o las múltiples maneras de conseguir asilo en un lugar desconocido a través del couchsurfing. ¿Qué creías que era casualidad que de repente surjan nuevas ideas para viajar a bajo coste? Pues no, es porque el mundo está reaccionando y reconoce lo importante que es descubrir mundo. Ahí van algunas razones que de sobras sabes pero nunca está de más recordarlas.


Amplías tu perspectiva del mundo

Está muy bien que tengas tu manera de ver el mundo y de hacer las cosas, pero quedarse con esa es la única es un error. Viaja, entra en contacto con otras culturas, conoce gente que piensa distinto que tú y aprende así otras maneras de tomarte la vida. Be water my friend. Puede sonar friki, pero a veces hacer un viaje 'espiritual' es la clave para cambiar tu vida cuando sientes que te estás atascando.


Conocerse mejor

Entre el estrés rutinario y la vida social a veces no tenemos tiempo de conocernos a nosotros mismos. Y para poder hacerlo, se necesitan dos cosas: tener el valor de exponerse a una nueva realidad y analizar qué somos y qué queremos llegar a ser. Un viaje al extranjero puede ser la mejor forma de evadirse y respirar un aire distinto que te permita ver las cosas desde otra perspectiva.


Valorar lo que tenemos

Estar fuera de tu casa, de tu zona de confort y sobre todo lejos de las personas que quieres hace que valores realmente todo lo que tienes. Siempre sacamos las cosas negativas de nuestro alrededor, que si este smartphone va muy lento, que si no tengo dinero para comprar ropa nueva... viajando podemos comprobar que hay mucha gente viviendo con mucho menos que nosotros, y tal vez eso nos haga entender que las cosas malas no son tan malas y que somos unos privilegiados.


Crecer como persona

Moverse por el extranjero, por lugares que no conoces, sin amigos a los que acudir, sin un lugar al que ir si tienes problemas, supone un gran reto a todos los niveles. En definitiva, viajar te enseña a buscarte la vida afrontando situaciones con las que no te encontrarías jamás quedándote en casa. Resulta vital ganar confianza a través de la superación de los obstáculos y desafíos que podamos encontrarnos en el exterior.


Disfrutar de la vida y ser feliz

La razón fundamental por la que estamos en este mundo es para ser felices. Vinimos a vivir bien, y aunque esto no es siempre posible, viajar nos da la oportunidad de buscar un sitio donde nos encontremos realmente a gusto, en un entorno que nos guste porque se adapte a nosotros. Esta felicidad, aunque sea pasajera, no te la podrá quitar nadie.


En definitiva, viajar es una droga con la que saciar nuestras ganas de conocer e incrementar nuestra riqueza social.