¿Deberían limitar el tiempo que dedican a dar malas noticias del covid?

Estar expuestos a información constante sobre la pandemia ha aumentado la ansiedad y estrés del 60% de la población europea

Decenas de cifras y noticias negativas sobre el covid. Muertes, economía al traste, restricciones, ocio cancelado, contagios, picos de ingresos, crisis políticas, y un largo etcétera nos invade cada vez que abrimos, literalmente, cualquier forma de comunicación, sean medios tradicionales, modernos o redes sociales. Es imposible huir de las malas noticias y el pesimismo, aunque queramos evadirnos y no pensar en ellas (¿acaso alguien va a olvidarse de que existe el virus si nos dejan de bombardear durante 24 horas con lo mismo?).

Y no es solo que todas las informaciones del covid sean pesadas y redundantes, es que, además, según alertan los expertos, consumir constantemente este contenido es peligroso para la salud mental y no ayuda a que estemos más concienciados, sino más cansados, hartos, ansiosos y tristes. “Hay una gran diferencia entre mantenerse informado y tener las noticias encendidas todo el día, repitiendo las mismas cosas. Los medios se han dedicado a monitorizar el número de muertes diarias y las tasas de infección por código postal. Algunos artículos incluyen imágenes gráficas, por ejemplo, de las bolsas para transportar cadáveres”, explicana Dana R. Garfin en un estudio, argumentando por qué había subido considerablemente la ansiedad y el estrés del 60% de la población europea.

Para aliviar esta carga psicológica de la ciudadanía, Bélgica ha tomado una decisión: limitar las noticias que la televisión pública dará sobre la pandemia y así proteger a sus ciudadanos de este constante torrente de información y desgracias. La decisión, como explica Xataka en un artículo, se dio después de un aluvión de mensajes de los espectadores, quejándose de que faltaba una óptica optimista en los telediarios, que estaban hartos. Reflexionaron sobre el contenido que estaban publicando y se dieron cuenta que, en efecto, la cobertura mediática de la crisis sanitaria se basa en el miedo, en esta retórica de “guerra” que tanto se ha criticado. Por eso, ahora las noticias de esta índole no superarán el 50% del tiempo total del telenoticias.

No es el único país que está preocupado por este constante discurso negativo y su impacto en la salud mental. En Francia calcularon cuánto tiempo estaban dedicando al covid: 13 horas y media al día para hablar de la pandemia, y la mayoría en prime time. Es decir, más de la mitad del día constantemente expuestos a estas informaciones que amplifican la ansiedad y el estrés que llevamos desde principios de marzo de 2020. ¿Es hora de que España haga lo mismo que Bélgica?