Nuestro mejor currículum es nuestra Personalidad

Ni títulos ni idiomas harán que conquistes una entrevista de trabajo. Claro que ayudarán a que tu currículum destaque dentro de toda la pila de papeles que tengan en su mesa, pero lo que marcará la diferencia en tu éxito profesional serán tus habilidades y también tu actitud. Esto es lo que demuestran los últimos informes de Recursos Humanos.

Tus habilidades reales pueden ser la diferencia

Según un Informe publicado por la empresa Getvoip, grandes compañías como Google, Uber, Amazon o Facebook hacen preguntas aparentemente difíciles en las entrevistas de trabajo. No lo hacen con mala fe, sino para desenmascarar a los candidatos que se aprenden un discurso de memoria pero realmente no son auténticos, y poder encontrar a las personas que realmente tienen habilidades como el razonamiento, la creatividad o la curiosidad. Un ejemplo excéntrico de pregunta es la de la empresa CISCO, que pregunta "Si fueras un cereal, ¿qué tipo serías?". También es curiosa una de las típicas preguntas de la exitosa startup californiana Airbnb: "¿Qué haría si fuera uno de los supervivientes de un accidente de tráfico aéreo?".


Tu comportamiento en Redes Sociales cuenta

Según un reciente estudio de Adecco, más del 20% de las empresas españolas afirman tener en cuenta el uso de las Redes Sociales para contratar o descartar a un candidato. Las principales razones para perder un empleo serían la apología de la violencia o del alcohol. Un punto que puede ir a favor de conseguir un empleo es ser muy activo en las redes. De hecho, según este Informe, el 69% de los profesionales de RRHH considera que la actividad en Facebook, Twitter o LinkedIn aumenta las posibilidades de conseguir un empleo.


Tus preferencias personales podrán motivar a los reclutadores

Una pregunta típica de muchas empresas es la que formula la empresa Groupon: "¿Cuál es tu canción favorita?". La personalidad y los gustos de una persona manifiestan en gran medida la posibilidad de encajar o no en la cultura de una compañía.


Por tanto, aunque los títulos, la experiencia o bien los contactos sean importantes para poder ser recibido en una entrevista, a la hora de la verdad podrás dar el salto si realmente has tenido en cuenta tus habilidades y tu actitud.

Si alguna vez te sucede algo negativo que te hace pensar que todo te sale mal, recuerda que los recursos personales que desarrolles a lo largo de tu vida te servirán cuando menos te lo esperes. Quizá te encuentres con una grata sorpresa después de una importante entrevista de trabajo, o incluso puede que esas cualidades personales que potencies sean las que te hagan destacar y triunfar en la empresa donde trabajes.