Curiosidades Sobre El Mundo En El Que Vives: Los Secretos De La Cienciología

A principios de año se estrenó el documental sobre la Iglesia de la Cienciología Going Clear: Scientology and the Prison of Belief, basado en el libro del mismo título del ganador del premio "Pulitzer Lawrence Wright" y emitido por el canal estadounidense HBO. En el documental, dirigido por Alex Gibney, se realizan duras acusaciones contra los responsables de la Cienciología, negadas a BBC Mundo por una portavoz de la organización.

En las últimas décadas, no han sido muchos los que se han atrevido a explicar los detalles de la estructura y el funcionamiento de la Iglesia de la Cienciología, una religión -aunque muchos la consideran una secta- fundada en California en los años 50 por el escritor L. Ron Hubbard. El oscarizado cineasta Alex Gibney ha decidido investigar esta enigmática religión que ya cuenta con 50.000 miembros y ha plasmado sus resultados en su último film, donde aparecen entrevistados exmiembros de alto rango de la Iglesia, que hablan de la supuesta manipulación a la que se somete a los seguidores de la organización.

Los miembros son sometidos a abusos físicos y psicológicos

Entre las afirmaciones que se realizan en Going Clear, se habla de la política de "desconexión", que obliga a los seguidores de la Iglesia a cortar todo tipo de contacto con sus familiares y amigos que no comparten la fe. Además, se dan detalles de lo que se conoce como The Hole, unas instalaciones en las que se mantiene en cautividad a algunos miembros a los que supuestamente se maltrata física y psicológicamente. También existiría la llamada Fuerza del Proyecto de Rehabilitación, que contaría con campos de internamiento a los que se envía a los miembros de la Cienciología que no cumplen las expectativas de la organización y a los que se obliga a trabajar sin descanso.


Presiones a las autoridades para no pagar impuestos

En el documental de Alex Gibney,se asegura que el fundador de la Iglesia, L. Ron Hubbard, decidió crear la Cienciología para ganar dinero. Durante décadas, la organización no pagó impuestos, debiéndoles a las autoridades centenares de millones de dólares. Finalmente, a principios de los años 90, el actual líder de la organización, David Miscavige, presionó al Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos para que otorgara a la Cienciología el estatus de religión y así no tuviera que tributar. Además, el documental explica que la Iglesia presentó más de 2.000 demandas contra un funcionario e investigó la vida personal de muchos de ellos. Dicen que actualmente el patrimonio de la Cienciología supera los 1.500 millones de dólares.


El culto tiene un precio (muy alto)

Según el documental, los miembros de la Cienciología solo conocen los detalles de la Iglesia poco a poco y desembolsando importantes cantidades de dinero. Tienen que pagar durante años para ir subiendo de rango dentro de la Iglesia y solo cuando llegan a un determinado nivel tienen acceso a documentos escritos por el propio fundador, en los que se explicaría la historia la historia de Xenu, un dictador galáctico que hace 75 millones de años trajo millones de personas a la Tierra en naves espaciales depositándolas en volcanes y aniquilándolas con bombas de hidrógeno.


Los Famosos y la Cienciología

Un antiguo alto cargo de la Iglesia relata en el documental cómo supuestamente en la organización no veían con buenos ojos la relación de Tom Cruise, su miembro de más alto perfil, y Nicole Kidman, considerada una fuente potencial de problemas por haber sido criada en el catolicismo y por tener un padre psicólogo, ya que uno de los enemigos de la Cienciología es la psiquiatría. Así, presuntamente, interceptaron el teléfono de la actriz a petición de Cruise y fue investigada por detectives privados.

Los miembros de la Cienciología se someten regularmente a las llamadas "auditorías", una especie de confesiones grabadas en las que explican detalles de su vida personal y que tendrían el objetivo de encontrar el origen de los traumas que afectan a una persona. Según el documental, John Travolta no abandona la Iglesia por miedo a que detalles de su vida personal salgan a la luz. 

Fuente: BBC