Cuidado con tus playlists: esta es la música que escuchan los psicópatas

A nadie le apetece tener como jefe a un psicópata. Y, aunque el tuyo tenga toda la pinta, no tienes otro modo de saberlo que obligarle a someterse a un examen psicológico. Fácil, ¿no? Pues científicos de la Universidad de Nueva York han emprendido un estudio que podría haber encontrado la forma de que sepas quién decide si te renovarán a fin de mes (o no): averiguando qué tipo de música escucha. Según sus avances, por el momento creen estilos como el rap o el R n'B son los preferidos por los psicópatas. 

Aunque después de ver películas como El silencio de los corderosLa naranja mecánica tengas en mente que los psicópatas se pirran por la música clásica, el profesor de psicología Pascal Wallisch, director del estudio, asegura que esto no es así. Los investigadores pidieron a 200 personas a las que habían hecho escuchar 260 canciones que las ordenaran según sus preferencias. Después de eso, les hicieron tests psicológicos para medir su grado de psicopatía y otros síntomas como la falta de empatía (algo de lo que carecen los psicópatas) y cruzaron los resultados con los del test anterior, cuando puntuaron las canciones.

Al hacerlo, vieron que las personas que presentaban rasgos más altos de psicopatía coincidían en preferir algunas como 'No Diggity', del grupo estadounidense de R n'B Blackstreet, o el éxito de Eminem 'Lose Yourself'. Sin embargo, el equipo insiste en que el estudio no ha terminado todavía y no existen unos patrones firmes que puedan confirmar estos resultados. "Los medios retratan a los psicópatas como asesinos con hacha y asesinos en serie, pero la realidad es que no son tan obvios; no son como El Joker en BatmanPueden estar trabajando a tu lado y se mezclan. Son como materia oscura psicológica", asegura Wallisch al diario británico, The Guardian.

Es por esta razón por la que se ha invertido en continuar el estudio: para intentar detectar a las personas que presenten estos síntomas (sin que ellas lo sepan) y evitar que consigan puestos de responsabilidad. "No quieres que estas personas estén en posiciones en las que puedan causar mucho daño", añade Wallisch. Algo que, por otro lado, abre un debate ético: ¿no sería injusto catalogar –y excluir– a alguien como un psicópata potencialmente peligroso solo con saber si canción favorita?