Cuatro meses de prisión firme por tocarle el culo a una chica "para hacer la gracia"

Ella caminaba por la calle cerca de la estación de tren de Estrasburgo, una ciudad al noreste de Francia. De lejos vio a un chico que la miraba fijamente, pero decidió hacer como que no se daba cuenta. "Cuando de pronto se me ha acercado diciendo una cosa que no entendía y al pasar por detrás mío me dio una palmada en el culo", explicó la joven de 19 años al diario local Últimas Noticias de Alsacia. El gesto le ha costado al autor una sentencia firme de cuatro meses de prisión y una multa de 500 euros por daños y perjuicios y ha desatado la polémica por la desproporcionalidad, o no, de la condena.

Después del incidente, la chica le pidió explicaciones y le amenazó con avisar a la policía, pero fue un testigo quien denunció los hechos mientras el agresor, llamado Mohamed Bouraoui, se iba a comprar tabaco como si nada. Una vez detenido, el hombre, de unos cincuenta años, dijo que lo hizo por embriaguez y que era simplemente "para hacer la gracia", según informa el diario francés.

Al tener bastantes antecedentes, la jueza encargada del caso ha considerado justo condenar a Bouraoui a cuatro meses de cárcel y también a pagar la multa ya que se trata de "un gesto particularmente degradante y humillante", según Valérie Iltis y encima el hombre lo trataba como algo sin importancia que podría volver a repetir en cualquier momento.

Este tipo de delitos, que en España el Ministerio del Interior tipifica como "contra la libertad e indemnidad sexual" para diferenciarlos de las agresiones con penetración, muchas veces quedan sin denuncias por falta de pruebas. Aún así hay 2.667 agresiones recogidas solo de enero a marzo de 2017, a espera de los últimos datos oficiales.