De Criminal A Modelo Después De Revolucionar Las Redes Sociales 

'No hay mal que por bien no venga', 'la vida da muchas vueltas', 'la realidad supera la ficción'... podríamos agotar el refranero español y nada describiría la experiencia de este exconvicto cuya foto está clavada en muchas retinas. Hablamos de Jeremy Meeks, ese criminal que se convirtió en el preso más guapo del mundo cuando su ficha policial se volvió viral en 2014 con más de 40.000 likes en Facebook y que, como se esperaba, ya se ha convertido en modelo. 

Ese aspecto irresistible de ángel corrompido y chico malo lleno de tatuajes robó el corazón de miles de mujeres y de varias agencias de modelos, pero fue condenado y hemos tenido que esperar a que saliera de la cárcel este mes de marzo para empezar a ver sus primeras fotos profesionales. En solo dos meses, Meeks ya tiene 260.000 seguidores en Instagram, ahí es nada. Al final, el guapo Meeks firmó un contrato con la agencia de modelos White Cross Management y he aquí su primer trabajo en el mundo de la moda para los Golden State Warriors. Enhorabuena Jeremy.

#warriors #dubnation #hometeam

A photo posted by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on

A sus 32 años, Meeks -que está casado y con tres hijos- tiene un currículum delictivo bastante largo y ya ha pasado por prisión en más de una ocasión al menos por 11 delitos. Un ascenso para el brillante agente de la policía de Stockton (California) al que se le ocurrió mostrar al mundo la ficha policial de este portento.