Cosas que hacen los jefes que en realidad son ilegales

Descubre cuáles son tus derechos para poder decir NO con todas las de la ley

La información es poder. Siempre ha sido así y siempre lo será. Por eso tu bienestar y tu dignidad laboral no dependen únicamente de las condiciones que tu jefx quiera establecer o de las cosas que te pida, sino también de tu conocimiento acerca de tus derechos. Así podrás negarte cuando sus demandas estén fuera de lo que la ley establece. Una de esas demandas, según cuentan desde Business Insider, es pedirte que trabajes horas extras sin pagártelas. Porque nuestro marco legislativo es claro: "Todas las horas extras deben retribuirse con dinero o con días libres dentro de los cuatro meses siguientes". No hay más.

Además, y esto resulta cada vez más importante, "tu jefe no puede despedirte, regañarte o amonestarte por una publicación tuya en redes sociales que no le haya gustado porque no comparte tu opinión". Solo tienes que tener cuidado con las opiniones acerca de la empresa. Y puedes publicarlas, eh, simplemente con un tono educado y sin insultar ni difamar. Por supuesto, tu jefx puede despedirte si publicas contenidos que vayan contra el orden público como "comentarios racistas, fascistas o con llamamientos que inciten a la violencia". Pero eso es de sentido común. Por lo demás, no puede pedirte que te calles.

Y esto va también para las conversaciones en torno a tu sueldo. Aunque hay algunos empleadorxs que desean que los trabajadores no conversen acerca de sus salarios, por los motivos que sea, "no hay ninguna ley que prohíba hacerlo" y desde luego no te pueden echar por eso. Es más, y como apuntan desde este medio, tener esas conversaciones resulta interesante para evitar desigualdades discriminatorias y brechas de género. Ah, y esta es otra de las cosas que tu jefx no puede exigirte: no tienes por qué hacer la vista gorda ante situaciones de discriminación. De hecho, no deberías hacerlo. Tienes que ser parte de la solución.

En cuanto al salario en sí, hay dos cosas por las que tu jefx no puede hacerte pasar. En primer lugar trabajar por una cantidad menor al Salario Mínimo Interprofesional(SMI), establecido en 965 euros durante 14 pagas. Así, recuerdan desde Business Insider, "estás en tu derecho de denunciar cualquier condición salarial por debajo del SMI". En segundo lugar, bajarte el sueldo sin una notificación entregada quince días antes de su entrada en vigor: "La comunicación explicativa por desgracia no es necesaria, pero si de repente ves que tu salario ha bajado, y no sabías nada al respecto, estás en tu derecho de reclamar".

Por último, tu jefx no puede obligarte a firmar un pacto de no competencia legalmente nulo. Porque, si bien los pactos de no competencia son legales, y sirven para garantizar que un trabajador no se lleva todo lo aprendido en una empresa a otra empresa de la competencia, debe contener unos requisitos fundamentales. Entre ellos, "demostrar que la actividad de la empresa realmente puede verse perjudicada si el trabajador difunde información estratégica importante". Además, ten en cuenta que el pacto no puede prolongarse más tiempo de lo que ha durado el contrato y que te tienen que compensar económicamente por ello.