Contrató a un hacker para desbloquear un monedero con 2 millones de dólares en criptos

Dan Reich y el hacker Joe Grand dedicaron 3 meses a intentar desbloquear un monedero electrónico con 2 millones de dólares en tokens de Theta.

En 2018, cuando todavía la gente no estaba obsesionada con invertir en criptomonedas, Dan Reich decidió invertir junto a un amigo unos 50.000 dólares en tokens de Theta. La inversión parecía muy interesante y pensaron que con el tiempo les generaría un buen margen de beneficio, sin embargo, una nueva regulación del gobierno de China hizo que temieran una caída en su inversión o incluso perderla por lo que decidieron transferirla a un monedero Trezor One. 

Como explican en un artículo de The Verge, todo parecía ir bien hasta que la moneda se hundió de valor y sus dueños pasaron un poco de seguir su evolución, dejando el monedero hardware en un rincón olvidado de la casa. El caso es que con el tiempo la criptomoneda despegó en su valor y lo que en su día eran 50.000 dólares se había convertido en algo más de 2 millones de dólares.   

Como es lógico, Dan y su amigo corrieron a rescatar su dinero pero había un pequeño problema: su amigo había olvidado el código pin de cuatro dígitos que liberaba los fondos. Intentaron 12 veces sin éxito siendo muy conscientes de que los intentos totales que permitía el monedero eran 16. Desesperados ante la posibilidad de perder todo su dinero, Dan pidió ayuda a un hacker llamado Joe Grand para que intentara desbloquearlo.

A pesar de que ya se había conseguido hackear un Trezor One antes, la forma de hacerlo no era nada sencilla y se corría un riesgo enorme de perder todo el dinero al contar solo con 4 posibilidades de error más. Pero Grand no se iba a dar por perdido y después 12 semanas de investigación desarrolló un método que a través de miles de intentos extremadamente breves conseguiría obtener el ansiado pin sin bloquear el monedero. Al menos, en teoría.

Porque la verdad es que todo podía salir mal y el dinero desaparecería para siempre. Así que Dan decidió ir a casa del hacker y grabar un vídeo explicativo de toda la aventura, si salía mal tendrían un buen documental y si salía bien sería un viral. Para añadir más épica a todo, el hacker incluyó una voz sintética que diría “Hack the planet!” (una frase de la película noventera ‘Hackers’) si el programa lograba atrapar el pin correcto. 

El gran momento había llegado: Dan y Joe conectaron el monedero al programa y esperaron. Pasó la primera hora, la segunda y la tercera…. y nada ocurría. La espera se hizo tan larga que pidieron pizza. Finalmente, cuando ambos ya hablaban de “una tortura” un tenue “Hack the planet!” les levantó del letargo. Habían recuperado el pin en tan solo 3 horas y 19 minutos, por fin, podrían desbloquear el dinero. 

Si tienes 32 minutos vale la pena ver el documental porque es realmente emocionante. Evidentemente, la comisión de Joe fue buena, pero valió la pena. Una de las cosas más curiosas que tal vez dejaron loco a Dan es que, en realidad, el pin del monedero tenía 5 dígitos y no 4. Así que los 12 intentos nunca estuvieron ni siquiera cerca. Un motivo más para “matar” al amigo que olvidó el pin cuando, en teoría, debería haberlo recordado. Quizás por eso no quiso aparecer en el documental.