Que alguien me explique qué son y cómo funcionan las criptomonedas

Te explicamos lo básico para que no te quedes mirando al infinito cada vez que oigas hablar de criptomonedas 

Hace tiempo que las criptomonedas llenan titulares, e incluso puede que tengas algunx amigx que se haya informado del tema y que haya invertido pasta. Ahora bien, los últimos días han sido carne de meme y de titulares apocalípticos debido a la sangría del bitcoin. La criptomoneda por excelencia llegó a desplomarse por debajo de los 25.000 dólares.  

El problema es que todo el mundo habla de las criptomonedas, pero muchxs no entienden qué son ni cómo funcionan. Si eres de las personas que cada vez que le hablan de monedas virtuales o oye sobre el tema se queda con cara pasmarote, te explicamos el ABC de este mundillo.

Cómo funcionan 

Empecemos por lo básico, las criptomonedas son monedas virtuales que utilizan un cifrado (conocido como block chain) que permite identificar a su propietarix y realizar transacciones con seguridad. El bitcoin (BTC) es una criptomoneda, pero no es la única que existe, hay muchas más como la ether (ETH), la binance coin o la ripple. Se calcula que existen cerca de 20.000 diferentes tipos de criptomonedas

A pesar de la volatilidad (comprobada la semana anterior con la caída del bitcoin), una de las ventajas que argumentan los defensores de las criptomonedas es el block chain, que permite trazar cualquier operación. Se trata de un factor que aporta más fiabilidad y seguridad ya que no deja hacer copias ni falsificaciones.  

Dónde se compran

Las criptomonedas se pueden comprar a través de portales como Binance, Coinbase o el español Bi2Me, que funcionan como intermediarios. Son una especie de brokers digitales, que en lugar de comprar acciones en Wall Street, lo que hacen es comprar monedas virtuales. 

Cómo se guardan

Si llegas a comprar criptomonedas no las vas a guardar en tu cuenta bancaria, sino en un monedero digital. Estos pueden ser calientes, es decir, que van conectados a internet, o fríos, a estos se puede acceder sin necesidad de estar conectadx a una red. Todos los monederos digitales necesitan una contraseña, ahora bien, si pierdes la clave (o te olvidas) es imposible acceder a tus criptomonedas, y por tanto, perder grandes cantidades. Incluso si te mueres sin haber comunicado antes tu contraseña a nadie, las monedas que tengas guardadas ahí se perderán para siempre. 

De dónde salen 

La primera criptomoneda, el famoso bitcoin, apareció el año 2008. La primera transacción que se hizo con ellas fue en el 2010 con la compra de dos pizzas. Estaban valoradas en 41 dólares, y se vendieron por 10.000 bitcoins porque el precio de la criptomoneda entonces era muy bajo. Si la persona que hizo la compra, Laszlo Hanyecez, hubiera guardado esas monedas, hoy podría cambiarlas por 400 millones de dólares. Así pues, detrás de cada criptomoneda existe un creador o dueño.

Una de las identidades más misteriosas es la del creadorx (o creadorxs) del bitcoin, que se esconde detrás del seudónimo de Satoshi Nakamoto. El propietario de Binance es el empresario Changpeng Zhao.

Qué son Terra y Luna

Terra y Luna han sido las grandes protagonistas del desplome de las criptomonedas. Son dos tokens de Terra Network. Luna es un token que sirve como indicador para estabilizar las criptomonedas y el mercado. Luna está vinculada a diferentes activos, como productos básicos o monedas fiduciarias (o sea, tipo el euro, el dólar). Terra es un algoritmo creado para estabilizar los precios de las criptomonedas. Así se consigue que el ecosistema del mercado no tenga altas variaciones.