Las cifras de violaciones y delitos contra la libertad sexual siguen aumentando en España

Las violaciones con penetración aumentaron un 28,4% y los delitos sexuales un 13,8% en el primer trimestre de 2018

La sociedad aún se está recomponiendo de la sentencia por abuso sexual (y no violación) a la que fue condenada ‘La Manada’. Mientras las manifestaciones aún llenan las calles de las principales ciudades españolas los últimos datos ofrecidos por el Ministerio del Interior acaban de revelar que las violaciones con penetración aumentaron en España un 28,4% durante el primer trimestre de este 2018, un período en el que también subieron un 13,8% los delitos contra la libertad sexual.

En números absolutos, en España se registraron un total de 3.025 delitos contra la libertad de los cuales 371 fueron agresiones con penetración. Frente a estos datos que confirman un aumento continuado desde el 2016 de este tipo de delitos, el balance refleja descensos en delitos de otro tipo como robos, homicidios o asesinatos tanto en grado de tentativa como consumados. Aún así, entre todas las comunidades españolas, la que contabilizó un mayor aumento de criminalidad fue Cataluña, un 12% más que el año anterior.

En un contexto donde se pone en duda el papel de la justicia y en el que miles de mujeres denuncian la sensación de inseguridad que sufren en su día a día, la indignación de cada vez más personas —tanto mujeres como hombres— saca a la luz movimientos como el de #Cuéntalo, un hashtag que acompaña mensajes donde se revelan situaciones terribles que luego pueden contabilizarse de esta manera: con un aumento en violaciones o agresiones sexuales.

No existe día donde los medios de comunicación no tengan en sus portadas algún caso de maltrato, acoso en colegios o sentencias injustas. Pero, ¿cuál es la diferencia frente a otros años?, ¿realmente han aumentado los delitos contra la libertad sexual o está la sociedad más concienciada y han crecido las denuncias? Los gritos seguirán en las calles y en las mentes de todos: "La revolución será feminista o no será", “Si no nos matan, no nos creen”, "Time's up", “La justicia la culpa a ella”, “Yo sí te creo” o “La Manada somos nosotras”. Una lucha que solo acaba de empezar y que, en virtud de las cifras, tiene mucho trabajo por delante.