El día que la celulitis de Ashley Graham curó la ignorancia en el mundo

Ayer 3,7 millones de instagrammers se alegraron la vista. Tumbada sobre la arena en una paradisiaca playa de Fiji, con el torso humedecido por el agua del mar y un bañador que dejaba muy poco a la imaginación, el culazo de Ashley Graham dejó a más de un hater ojiplático. Un momento. Sí, hijos míos. Eso que esta modelo de 29 años tiene en las posaderas se llama celulitis y, por mucho que la industria de la moda se encargue de ocultárselo al mundo, es tan natural, sano y sexy como ser tío y tener pelo en el pecho.

BTS from my @si_swimsuit shoot in #Fiji

Uma publicação compartilhada por A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) em

Pero volvamos al motivo por el que la estadounidense decidió publicar tan bella estampa en su popular cuenta de Instagram. El caso es que por segundo verano consecutivo, Graham protagonizará la portada del especial anual de moda de baño en la prestigiosa revista Sports Illustrated, una publicación que siempre se caracterizó por la presencia de cuerpos fit en sus portadas. De hecho, su primera portada en el Sports Illustrated Swinsuit, así se llama el especial, fue toda una revolución ya que jamás antes una modelo de talla grande había conseguido colocar su silueta curvylicious en portada. Otro paso para acercanos un poco más a la diversidad de cuerpos y razas en la publicidad y los iconos de belleza.

"Ha habido días en los que me he despertado pensando que soy la mujer más gorda sobre la tierra, pero me miro al espejo y digo que tengo unas cualidades, que son mías y de nadie más”, declaró Graham en una de sus entrevistas tras el éxito de la primera portada. Si algo ha quedado claro es que, gracias a este tipo de portadas valientes, el lema de esta modelo “Stand up for curves, confidence is sexy” (defiende las curvas, la confianza es sexy) está calando cada vez más hondo en esa visión rancia, artificial e idealizada de que las mujeres deben tener una piel Nenuco, sin celulitis, sin estrías, sin cicatrices, sin michelines, para ser atractivas.

Get it for spring break! My @swimsuitsforall collection available now. Link in bio! #AshleyGrahamxSwimsuitsForAll

Uma publicação compartilhada por A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) em

No en vano, desde que Ashley decidió mostrar sus generosas nalgas a medio mundo no le han faltado las oportunidades. Graham protagonizó el primer número de la revista Vogue este 2017 y ocupará un asiento como jurado en el programa America´s Next Top Model. Por si fuera poco, aprovechó su participación en la revista para lanzar la segunda colección de su marca de bañadores Swinsuits for All que, según explicó, “está dedicada a todas las mujeres que se sienten seguras, felices y animan a los demás la mejor versión de sí mismos”. Pues ahí queda, ahora solo falta esperar a que salga la revista para saber si el Photoshop no arruina lo que la naturaleza ha esculpido.