Casey Affleck y los otros casos de violencia machista que el mundo perdonó

"Cuéntame otra vez cómo las acusaciones de violencia de género pueden destruir la vida de un hombre". Fue la frase publicada en las redes sociales por mujeres de todo el mundo el día que Donald Trump llegó a la presidencia de Estados Unidos. Recientemente, volvió a las redes tras la victoria de Casey Affleck del Oscar al mejor actor. Por desgracia, la frase se ha convertido en un triste recordatorio de como la actitud de denuncia ni siempre funciona, a pesar de que todos sepamos a estas alturas que se debería incentivar a las víctimas a denunciar los casos de violencia machista, .

En la actualidad, hablar de violencia machista y de feminismo es, inevitablemente, hablar de privilegios. Históricamente, los hombres tuvieron más acceso a derechos básicos que las mujeres y, por eso mismo, a muchos de ellos el mundo no les parece un sitio tan complicado, ya que siguen disfrutando de los privilegios que al otro 50% de la población mundial se le han estado negando, generación tras generación. Y, como era de esperar, el mundo de las celebridades no iba a permanecer ajeno a esta constante histórica.

Si nos parecen absurdos los casos de violencia machista que vemos en los periódicos, ¿por qué relativizamos tanto cuando se trata de, por ejemplo, un actor carismático? Seguramente, habrán una serie de explicaciones científicas para ese fenómeno de compasión selectiva. Pero, para que no se te olvide que el feminismo todavía tiene mucho trabajo por delante, seleccionamos algunos grandes hombres que fueron acusados de violencia contra la mujer y cuyas consecuencias más representativas fueron ganar algunos premios.

Casey Affleck

violencia machista código nuevo

Los problemas de Casey Affleck empezaron en 2010, cuando trabajaba como director en el pseudo-documental I'm still here. Amanda White y Magdalena Gorka, respectivamente la productora y la directora de fotografía de la cinta, le acusaron de haber pasado momentos horribles con Affleck durante el rodaje: agresiones verbales, constantes humillaciones, insinuaciones sexuales.

Según Gorka, un día se despertó en medio de la noche para descubrir que Affleck se había acostado en su cama, solo con su ropa interior. Las dos decidieron presentar una demanda. Affleck lo negó todo, pero llegó a un acuerdo de compensación, cuyo valor no fue divulgado. Desde entonces, su vida no le ha ido nada mal. Sigue siendo alabado por la crítica y este año recibió el Oscar al mejor actor.

Mel Gibson

violencia machista código nuevo

Nominado este año al Oscar al mejor director con la película bélica Hasta el último hombre, Mel Gibson tiene su historia particular de violencia. En 2010, el actor fue investigado por pegar a la que entonces era su novia, Oksana Grigorieva. Además, fueron divulgadas grabaciones en las que Gibson gritaba y amenazaba matarla. El actor fue condenado a tres años de libertad condicional, terapia y trabajo comunitario. No se ha hablado más del tema en los medios de comunicación de Estados Unidos.

Además, el australiano, que ahora suma 61 años, consiguió lavar su imagen pública tras anunciar el pasado mes de enero el nacimiento de su noveno hijo junto a la guionista Rosalind Ross, 35 años más joven que él. Sin duda, un acontecimiento que sirvió para mostrar una nueva faceta de hombre maduro, sobrio y asentado. Veremos cuanto le dura.

Woody Allen

violencia machista código nuevo

El indiscutible genio del cine también se vio involucrado en escándalos de fondo sexual y eso sin hablar de su matrimonio con Soon-Yi Previn, quien conoció con cinco años, al haberla adoptado como hija. En 1992, cuando se estaba separando de su entonces mujer Mia Farrow (que descubrió el affair que mantenía con Previn), fue acusado de haber abusado sexualmente de su propia hija, Dylan.

En 2014, Dylan Farrow volvió a acusarlo a través de una carta pública en la que contaba como su padre le tocaba y hacía cosas que la incomodaban fisicamente. Allen lo negó todo y el mundo cultural de Hollywood también decidió que las acusaciones merecían el olvido. No obstante, Ronan Farrow denunció el pasado mes de mayo el silencio de los medios de comunicación norteamericanos durante el festival de Cannes sobre las acusaciones de abuso sexual de su hermana Dylan. Una crítica que sacó los colores a los puritanos medios del país.

Roman Polanski

violencia machista código nuevo

Sin duda, el caso más célebre de violencia machista del campo artístico. En 1977, Polanski tenía 43 años cuando drogó y violó a la joven Samantha Geimer, de solamente 13 años, en Los Ángeles. El director se declaró culpable por violación, pero antes de saber la condena, obtuvo un permiso para viajar a Europa para terminar una grabación. Huyó para Francia en 1978 y, desde entonces, evita visitar países que tengan acuerdos de extradición con los Estados Unidos para no ir a la cárcel.

Sin embargo, el pasado mes de diciembre la justicia de Polonia estuvo a un paso de autorizar su extradición tras la solicitud del ministro de Justicia, Zbigniew Ziobro. La decisión parecía inevitable hasta que el Supremo del país decidió hacer caso omiso y denegar la extradición. Aunque parezca mentira, su oscuro pasado jamás le ha impedido obtener numerosos reconocimientos por su trabajo como director.

 Donald Trump

violencia machista código nuevo

El actual presidente de los Estados Unidos tiene un gran historial de acusaciones de comentarios degradantes, acoso sexual en el lugar de trabajo y contacto físico no deseado por parte de mujeres. De hecho, nada menos que unas 50 mujeres comentaron a los medios estadounidenses su experiencia negativa con Donald Trump, que ya era conocido por ese tipo de actitud antes de lanzarse a la presidencia.

Además, el pasado mes de octubre una exparticipante del concurso televisivo The Apprentice y una exempleada de un local nocturno de Manhattan decidieron denunciar abusos del magnate ante los medios de comunicación del país."Agarró mi hombro y comenzó a besarme de nuevo de forma muy agresiva y puso sus manos en mis pechos", aseguró la primera de ella, Summer Zervos. Y aún así, fue elegido presidente. Prueba de que no hay nada que un hombre con buenos contactos no pueda hacer.

Chris Brown

violencia machista código nuevo

En 2009, el joven cantante estaba en el auge de su carrera cuando ocurrió el episodio de violencia domestica en el que golpeó repetidamente a la que entonces era su novia, Rihanna. Las imágenes de Rihanna después del acontecimiento, con varias lesiones en la cara, chocaron el mundo. Rihanna fue hospitalizada. Brown pidió perdón, asumió la total responsabilidad por el ocurrido y fue condenado a cinco años de libertad condicional. Pero nada muy grave le pasó, claro. Los dos llegaron a volver a ser novios por un tiempo (por increíble que pueda parecer) y Brown siguió con su carrera de éxito con toda la tranquilidad.

Sin embargo, el pasado mes de agosto la modelo Baylee Curran le denunció ante la policía tras haberla amenazado de muerte con una pistola. Y, hace tan solo una semana, Brown volvió a ser señalado tras amenazar de muerte a su exnovia, la modelo Karrueche Tran quien decidió denunciarle por los abusos cometidos durante su relación.“Hace varios años me dio un puñetazo en el estómago en dos ocasiones y me empujó por las escaleras”, declaró Karrueche. Finalmente, la joven consiguió una orden de alejamiento del cantante. Una ‘joyita’, vamos.