Becas que probablemente no conoces y que puedes pedir si estás estudiando 

Acabas de terminar tus estudios y sabes que el puesto de tu vida no va a estar ahí, tomándose un café mientras te espera que acabes la farra de tu graduación. Vamos, que te toca hacer prácticas sí o sí. De hecho, es mucho mejor que las empieces cuando antes, así que no será mala opción que te plantees hacerlas ANTES de acabar la carrera o el curso que estés haciendo. Eso te dará currículum y jugarás con ventaja.

Te sorprenderá descubrir que el mundo de las becas va muchísimo más allá del Erasmus. No pierdas ni un segundo más y empieza ya tu búsqueda, porque el camino puede ser largo. Te proponemos algunos de estas opciones que tal vez ni te habías planteado para empezar a trabajar o seguir estudiando. Echa un vistazo y pregúntate, ¿y de lo mío habrá algo? Seguro que sí.

Prácticas en el extranjero

Puedes intentar hacerlas a través de esa conocida de tu madre que trabaja no sé donde, vete a saber haciendo qué, o puedes plantearte matar dos pájaros de un tiro y hacerlas en el extranjero mientras aprendes otro idioma o afianzas tu inglés. ¿Qué opciones tienes? Los programas Faro y Argo te permitirán iniciar tu carrera laboral en empresas españolas o extranjeras de todo tipo con sede en Europa, Estados Unidos, o incluso Asia, por qué no. Es una buena oportunidad ya no solo para conseguir experiencia, sino para conocer otra cultura y, seamos sinceros, para que te valoren más. Porque sí, hay países en los que ser joven y atrevido cuenta.

becas-vulcanus-codigo-nuevo
Y si eres un enamorado de la cultura nipona y eres estudiante universitario a partir de cuarto, las becas Vulcanus, en Japón, son otra opción con muchísimas posibilidades. Podrás realizar prácticas en una empresa de Japón y recibirás también un curso intensivo de japonés (cuidado, que el idioma se las trae). Te lo ponen fácil y el importe de la beca no está nada mal.

Completa tus estudios

Si aún estás estudiando, ¿has pensado marcharte a las antípodas? Pues empieza a salivar porque Nueva Zelanda es una pasada de país, con algunas de las mejores universidades del mundo y están deseando que te intereses por ellos. Su página - muy bien documentada - te mantendrá informado de todo lo que necesitas saber. Sí, quizás no sea un paso sencillo, y desde luego allí no hay croquetas caseras, pero la experiencia es tan radical que te invitamos a que la explores. Ahora bien, si lo que buscas es completar un máster o un doctorado y prefieres quedarte en Europa, las becas de la Obra Social La Caixa son de las mejores. Aquí tienes toda la información para el 2017.

becas-estudio-codigo-nuevo

Gastronomía, deporte, música... hay becas para todo

Por supuesto, existen otro tipo de becas si tus inquietudes son diferentes. Si lo tuyo siempre ha sido la cocina y has decidido convertirlo por fin en tu modo de vida, o ya has iniciado el camino y quieres dar un paso más, entonces no te olvides de las becas de la Fundación Alicia. Un proyecto detrás del cual están dos referentes internacionales de la gastronomía y de la salud, como el cocinero Ferrán Adrià y el cardiólogo Valentí Fuster. Una oportunidad para desarrollar tu lado culinario desde el punto de vista de la ciencia, la tecnología y la salud.

Vale, no sabes hacer ni un huevo frito pero todo lo que tenga que ver con el deporte te apasiona. Si todavía tienes entre 17 y 21 años (juventud, divino tesoro), practicas un deporte y compites con regularidad ¿por qué no piensas en una beca deportiva para estudiar en Estados Unidos? Sí, como en las pelis. En AGM te abren otra puerta para que no desistas. El 'no' ya lo tienes.

Hablando de talento y jóvenes. Si eres estudiante de piano y tienes menos de 25 años, esta beca de Yamaha puede interesarte. Eso sí, tendrás que grabar dos piezas y decidirte rápido.

Solo ten claro que las oportunidades están ahí esperándote. Conformarte con lo que hacen todos o luchar cada día para que tu futuro - y tú mismo - sea un poco mejor depende solo de ti.