La Bateria Tesla: La Energía Gratis Que Nunca Llegará A España

Dicen que en 1880 el científico, ingeniero e inventor Nikola Tesla descubrió la energía gratis e infinita, estudio que habría sido eliminado por las grandes compañías de energía y petróleo. Después de 135 años, a principios de este mes, se presentó en Estados Unidos la batería Tesla Powerwall: un generador de electricidad para el hogar que funciona mediante placas solares. Parece mentira, pero no sólo se abaratará la factura energética sino que podremos dejar de depender de las compañías eléctricas para generar nuestra propia electricidad. Una revolución sin precedentes que nunca llegará a España.

Las baterías Powerwall mejoran la eficiencia con la que se almacena la energía eléctrica obtenida a través de paneles fotovoltaicos, además de disminuir el coste de la factura. Ahorro y ecologismo. Con cargarlas una vez, subministrarían la electricidad necesaria para un hogar durante una semana: cocina, aire acondicionado, calefacción, frigorífico, todo. ¿El precio? El coste de la batería, su instalación y los paneles solares, que dotarían tu casa de un sistema de electricidad propio costaría 32.000 dólares. Pero si sólo utilizaras la batería en momentos de máxima demanda, cuando la electricidad es más cara, serían 10.000 dólares. Actualmente ya hay más de 38.000 pedidos hechos (si quieres, puedes reservar una batería en su web, sin tener ni siquiera que introducir tus datos bancarios) que se empezarán a comercializar en 6 meses. Lástima que si vives en España te pongan tantas trabas que no habrá servido de nada comprarla.

En España existe el borrador de un Real Decreto Ley del Autoconsumo pendiente de aprobarse. Si lo hiciera (si no hay impedimentos externos lo hará) será inviable la utilización de la batería Tesla, por el desorbitado precio que el Estado hace pagar por su instalación y su uso, con el fin proteger a las compañías eléctricas. La Unión Fotovoltaica Española ha solicitado que no sea obligatorio registrar estas instalaciones eléctricas, ya que el consumidor no es un productor energético y no debe pasar ni pagar como tal, sino que se trata de autoconsumo eléctrico. Y no hay alternativa. Ya que si no se pasa por el registro, las sanciones van de 6 a 60 millones de euros de multa.

Los españoles difícilmente podremos desconectarnos de las compañías eléctrica y ser autosuficientes con la energía renovable de Tesla. Con un Gobierno que no es que sea contrario a las energías renovables (o sí), pero que está totalmente a favor de las compañías eléctricas, lo más probable es que la marca decida no comercializar sus mágicas baterías en nuestro país. Negarse a la utilización e instalación de los sistemas de energía renovable en un planeta donde los combustibles son limitados es vivir con los ojos vendados. Ha nacido una revolución 130 años después de su creación pero quizá tarda otros 130 en llegar en nuestras casas.