Batalla Legal Contra Facebook

Seguramente alguna vez te habrás preguntado qué es lo que pasa con todas esas fotos, comentarios y datos tuyos que subes a las redes sociales. ¿Estamos lo suficientemente protegidos o más bien hacen con nuestros datos lo que quieren, incluso compartirlos con polémicos programas estadounidenses como PRISM, acusado de espiar a millones de ciudadanos? Pues bien, un grupo de activistas austriacos se ha puesto manos a la obra y ha logrado convencer a 25.000 personas (y sigue subiendo) para demandar a Facebook por vulnerar las leyes de privacidad europeas.

La propuesta lanzada por el grupo de activistas Europe V Facebook ha calado hondo y miles de personas de Europa y América Latina se han apuntado para interponer una demanda colectiva a la filial europea de Facebook con sede en Dublín y que agrupa a todos los usuarios salvo los de USA y Canadá, por vulnerar las leyes de privacidad de la Unión Europea, ya que la compañía, como indica en su página de inicio, aplica la normativa estadounidense, que es mucho más laxa en este sentido.

En la demanda colectiva acusan a Facebook, entre otras cosas, de colaborar con PRISM, el polémico programa estadounidense de espionaje masivo que, según el ex analista de la NSA Edward Snowden, ha permitido el acceso a los datos de millones de ciudadanos almacenados en los servidores de Google, Facebook y Skype, entre otros.

Sin embargo, Zuckerberg, el fundador de Facebook, ha negado categóricamente que su compañía haya formado parte del programa PRISM o cualquier otro programa en el que se vulneren los derechos de los usuarios. Habrá que ver qué dicen los tribunales...

Además de toda la polémica con PRISMA, los demandantes exigen a Facebook una mayor transparencia. Por ejemplo, ¿qué pasa con los datos que el usuario decide eliminar? ¿Concede Facebook el derecho al olvido? Las políticas de Facebook al respecto son bastante vagas y no están nada claras. Por otro lado, Facebook utiliza un sistema 'opt-out', es decir, que si no cambias las opciones predefinidas de privacidad, la mayoría de tu información personal será visible sin restricciones, algo que sí que va en contra de la legislación europea.

Todo este asunto pone de manifiesto, por un lado, el conflicto que existe entre la seguridad y el derecho a la intimidad de las personas y, por otro, la falta de conciencia que muchas veces tenemos los usuarios al publicar ciertos datos. Cada uno de nosotros dejamos una huella digital con la que es posible reconstruir nuestro comportamiento en aspectos muy íntimos. ¿Nos damos cuenta los usuarios de las RRSS de que en realidad nuestros datos pueden ser accesibles para cualquiera con un poco de ingenio?

Crédito de la imagen: Ksayer