Un Nuevo Ataque Terrorista Deja Al Menos 84 Muertos En Niza

Los muertos se cuentan por decenas, al menos 84 y casi 100 heridos graves, después de que un camión embistiera en la noche del jueves a una multitud que celebraba en las calles de la ciudad de Niza los festejos del día nacional de Francia. Según el Ministerio del Interior francés, el conductor recorrió más de dos kilómetros atropellando gente e incluso disparando a varias personas, antes de ser abatido a tiros por la policía.

El presidente francés, François Hollande, ha declarado que "no se puede negar el carácter terrorista del ataque", después de que la policía hallase la documentación del conductor en el vehículo. Pertenecía a un francés de origen tunecino de 31 años, fichado por delitos menores y violencia doméstica pero no por vínculos con el terrorismo yihadista. El presidente de la región donde se encuentra Niza, Christian Estrosi, ha señalado que en el tráiler también había pistolas, armas pesadas y varias granadas inactivas. Más tarde se supo que estas eran falsas.

En una comparecencia urgente esta madrugada, Hollande ha anunciado la ampliación de tres meses al estado de excepción, todavía en vigor después de la masacre del pasado 13 de noviembre en París. Una medida que iba a ser retirada el próximo 26 de julio, tras finalizar el Tour de Francia, tal como había anunciado Hollande unas pocas horas antes del nuevo ataque. "No se puede estar permanentemente en estado de excepción", había declarado el jefe del Estado.

El presidente también ha anunciado el refuerzo de los ataques a Síria y e Irak. "Seguiremos a los que nos amenazan", ha asegurado Hollande.

Eric Gaillard / Reuters

Los asistentes a los fuegos artificiales del 14 de julio, una celebración nacional cargada de simbolismo en un momento de fuerte tensión militar, inundaban el Paseo de los Ingleses cuando poco antes de las 23h un camión de grandes dimensiones ha invadido la avenida cortada al tráfico atropellando a decenas de personas a su paso. Al mismo tiempo, testigos presenciales contaban las atrocidades de un tiroteo en los alrededores del principal paseo de la ciudad, mientras se especulaba sobre una posible toma de rehenes en un hotel de la ciudad. Esta hipótesis fue desmentida poco después por el portavoz del Ministerio del Interior francés.

Pese a que Francia intensificaba las medidas de seguridad en cualquier celebración o actos como la Eurocopa, los vídeos de lo ocurrido han ido mostrándose en las redes sociales. 

El último balance indica que habría al menos 84 muertos y más de 50 heridos de gravedad y 18 críticos. Según afirmó el presidente Hollande en una comparecencia de urgencia esta madrugada, un número elevado de fallecidos serían niños.

Según el Ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, todavía no se tiene constancia de que haya españoles entre las víctimas del ataque, aunque ha advertido que el recuento e identificación "no ha hecho más que empezar".