Asesinan a un niño de 8 años y agreden a la pareja embarazada de su padre de acogida

Pasaban las nueve de la noche cuando madre e hijo salieron de su casa de la calle Quijote de Elda, en Alicante. Ella, de 40 años, embarazada, sordomuda y pareja del padre de acogida del niño; él, un pequeño de 8 años. Pasados unos minutos, un fuerte grito alertó a una de las vecinas de la familia, que salió al rellano de escalera. Encontró la puerta del domicilio entreabierta y entró para cerciorarse de lo que había ocurrido. Dentro halló a la mujer maniatada y golpeada y al pequeño tendido en el suelo y muerto. Inmediatamente, llamó al 112.

La policía no ha informado de ningún robo en la casa y centra ahora sus investigaciones en encontrar a dos individuos a los que, vestidos con pasamontañas, se les vio abandonar el edificio momentos después de haber sucedido los hechos. Se apunta a que podrían haber sorprendido a la mujer y al niño en el rellano, empujándoles dentro del domicilio, puesto que la puerta no mostraba signos de violencia ni estaba forzada. 

Las pesquisas pretenden esclarecer, además, otro punto: dado que el niño fue encontrado semidesnudo, cabe la posibilidad de que ambos fuesen víctimas de una agresión sexual. Por el momento, la mujer permanece ingresada en el Hospital General Universitario de Elda, al que fue llevada en estado de shock, y al que también acudió minutos después su pareja, el tutor legal del niño, quien también tuvo que ser hospitalizado por una grave crisis nerviosa.