Arianna Huffington, La Escritora Que Quería Cambiar Los Periódicos Online

Arianna Huffington, escritora y columnista y, además, cofundadora de la prestigiosa revista digital The Huffington Post, podría afirmar con total rotundidad que no ha desperdiciado ni un solo segundo de sus 62 años. Su empuje y talento le debió venir de familia, pues su padre Konstantinos era un periodista soñador que publicaba en periódicos clandestinos durante la ocupación alemana en Grecia. Esto le llevó directo a los campos de concentración, donde pasó el resto de la guerra y donde por casualidad conoció a la madre de Arianna.

Su apasionante carrera laboral comienza con tan solo 16 años, cuando se traslada a Inglaterra con el objetivo de estudiar Economía en el Girton College de Cambridge. Cinco años después, se convirtió en la presidenta de la Cambridge Union Society, una prestigiosa comunidad de debate que en sus casi dos siglos de existencia solo había sido presidida por dos mujeres. 

Pocos años después, empieza a ser conocida por su posición conservadora frente al feminismo y así lo declara en el primero de sus trece libros The Female Woman (1973), en el que escribe: “El frenético extremismo del movimiento de liberación femenina no está buscando la emancipación de la mujer, sino la destrucción de la sociedad”.

En 1986 oficializa su relación con Michael Huffington, heredero de la industria del gas y el petróleo de Texas y candidato republicano al Congreso de Estados Unidos, pasando por el altar y más tarde teniendo a sus dos hijas. Once años después, se acaba su matrimonio y desde entonces le ha perseguido algún que otro escándalo tanto amoroso como laboral: en 1998, Michael Huffington reveló públicamente que era bisexual y también ha recibido numerosas acusaciones de plagio por las biografías que escribió, entre ellas la de Maria Callas.

Tras escribir grandes biografías y desarrollar su faceta de columnista, con el nuevo siglo, la escritora arrasa con una renovada mentalidad mucho más liberal y reivindicativa afrontándose a causas como la intervención de Estados Unidos en Yugoslavia, la lucha por la fabricación de coches más ecológicos e incluso postular de manera independiente a la candidatura de gobernadora de California, que acabó ganando Schwarzenegger.

Pero todo esto solo era la preparación del terreno para lo que realmente le iba a hacer despegar los pies de la tierra. En 2005, Arianna creó Huffingtonpost.com, un portal de blogs que modestamente invitaba a expertos en diferentes áreas a subir contenidos originales y de calidad. En 2006, ya fue incluida en la lista de los personajes más influyentes del mundo. La plataforma empezó con 500 blogueros y a día de hoy cuenta con más de seis mil, y registra 500 millones de páginas vistas mensuales. 

En abril de 2015, el Huffington Post gana el primer premio Pulitzer en la categoría de Periodismo Nacional, gracias al periodista David Wood, uno de los 125 miembros de tiempo completo del equipo del diario.

Arianna es el claro ejemplo de que no solo es importante estar en el lugar perfecto en el momento adecuado, sino también de lo valioso que es tener visión, sueños, ambiciones y motivaciones laborales. Se subió a la gran ola del periodismo digital, y pocos años después la revista independiente más reputada y exitosa fue comprada por el gigante AOL por 231,4 millones de euros.

Una mujer luchadora de carne y hueso que seguramente podrá mirar atrás muy orgullosa y que empieza a mirar hacia adelante con una visión mucho más tranquila de la realidad: cada vez pasa más tiempo junto a sus hijas en Nueva York y, tal y como aseguró en una de las charlas en el último TED Woman, "El camino hacia una vida más productiva, inspiradora y feliz es dormir lo suficiente cada día”, señaló. Y es que con esa trayectoria podría dormir tranquilo todo el mundo...