Anonymus hackea el sistema de pagos de iDental para defender a sus clientes

La polémica lleva meses envolviendo a la red de clínicas low cost de iDental, acusada por mala praxis y de estafar a sus clientes. Centenares de quejas y denuncias y un torbellino de críticas que han encontrado ahora un nuevo espaldarazo. Un grupo de hackers vinculado a Anonymus se ha colado en su sistema y ha liberado de sus deudas a varios de sus clientes. En total, han logrado anular hasta 25.000 euros de las cuentas pendientes de sus usuarios.

Y lo han hecho con sorna. En su comunicado, el grupo de piratas informáticos ha asegurado que "los administradores con acceso a la pasarela de pago tienen contraseñas como —redoble de tambores— ¡123456!", por lo que les ha sido extremadamente sencillo "penetrar hasta las mismísimas entrañas" de su sistema.

"Queridos estafadores de iDental". Así encabezan su escrito, dejando claro que, aunque no pretenden establecer una sentencia relacionada con las denuncias para las que todavía no hay decisión judicial, sí han descubierto un claro fraude. En concreto, aseguran que muchas de las empresas colaboradoras que la red de clínicas anuncia a bombo y platillo son, en realidad, escaparates ficticios que esconden empresas afines y que, por tanto, solo buscan promocionar supuestos convenios para crear una apariencia altruista. 

Una piedra más en el zapato de Antonio Javier García Pellicer, el director del grupo sanitario. Y, por delante, todavía muchos momentos incómodos en los que tendrá que responder por una supuesta falta de profesionalidad y de higiene o por publicidad engañosa, entre otros cargos que sus clientes pelean por imputarle. Hace dos semanas declaró ante el juez por una de estas denuncias por mala praxis, y todavía son muchos los usuarios que preparan informes periciales para cargar contra lo que han considerado una clara estafa.

"Apenas hay medios de comunicación que se hayan hecho eco de vuestro fraude. Al parecer, porque ofrecéis dinero a vuestros clientes a cambio de su silencio o los amenazáis con demandas", afirma el grupo de hackers, que han buscado con su acción convertir a algunos de sus usuarios "en pequeños Robin Hood". Un golpe asestado desde la sombra y que alimenta todavía más al escándalo de la clínica que hoy se sigue presentando como el grupo que "hace accesible la odontología al mayor número posible de personas".