Alemania legaliza el matrimonio homosexual (aunque Merkel ha votado en contra)

Con 393 votos a favor frente a 226 en contra, la mayoría del propio partido de Angela Merkel, el pleno del parlamento alemán ha legalizado esta mañana el matrimonio homosexual en el país. Un proyecto impulsado por los socialdemócratas que ha dado muchos quebraderos de cabeza a Merkel y que la canciller se ha resistido a aceptar hasta el último momento pero que, debido a la proximidad de las elecciones generales y la necesidad de pactos para gobernar, ha tenido que aceptar a regañadientes abriendo la libertad de voto en su partido.

Por eso, a pesar de haber votado en contra, Merkel ha contemplado cómo la mayoría de los diputados alemanes estaban a favor de la reforma, convirtiendo a Alemania en 24 país en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo. 

El pasado domingo, el Partido Socialdemócrata de Alemania había fijado como condición indispensable para la renovación de la alianza de Gobierno la legalización de estas uniones. Lo hacían para dar apoyo a la opinión mayoritaria de los alemanes: según una encuesta publicada en enero por la Oficina Federal para la Antidiscriminación, el 82,6% de la sociedad está a favor de permitir el matrimonio homosexual en su país. No obstante, la opinión pública se había encontrado hasta hace unos días con la rotunda negativa de la jefa del Gobierno, para quien el matrimonio debería ser, únicamente, "la unión de un hombre y una mujer".

Pero es que Merkel se había encargado ella misma de avivar el debate. El lunes, en un acto público organizado por la revista femenina Brigitte, la canciller apeó de su discurso la negativa rotunda, que acostumbraba a esgrimir cada vez que alguien le preguntaba por el tema, abriendo la puerta al "voto de conciencia" de todos los diputados, incluidos los de su partido, y mostrándose más abierta a pesar de mantener su opinión contraria.

La nueva ley amplía las garantías de las uniones civiles que ya podían firmarse en el país. Desde 2001, las personas del mismo sexo podían inscribirse como pareja, aunque sin optar a ningún beneficio fiscal ni poder adoptar. De esta forma, Alemania se suma al listado de los 23 países en los que el matrimonio igualitario es una realidad, todos ellos europeos salvo Canadá, Sudáfrica, Argentina, Uruguay, México, Nueva Zelanda, Brasil, Colombia y Puerto Rico.