De Cómo El Actor De Prison Break Calló La Boca A Los Graciosos De Internet Que Le Llamaron Gordo

Es raro que a uno le pase. Te levantas de la cama, te pones un café, empiezas a mirar los periódicos digitales y tus redes sociales y te ves a ti mismo ridiculizado en un meme. Vamos, raro no, es imposible. Siempre y cuando no seas famoso. Ahí ya la cosa cambia. Porque todo el mundo se cree dueño de tu intimidad y piensa que tiene permiso divino para reírse de tu pelo, tu ropa, tu cara o tu peso. Y, claro, lo de menos es el disgusto que le pueda suponer a una celebrity que se rían de sus pintas de dominguero. El problema es que a veces pasan cosas como esta:

Today I found myself the subject of an Internet meme. Not for the first time. This one, however, stands out from the...

Posted by Wentworth Miller on Lunes, 28 de marzo de 2016

"Hoy me encontré con que soy el protagonista de un meme de internet. No es la primera vez. Sin embargo, este destaca sobre el resto. En 2010, semirretirado de la actuación, mantenía un perfil bajo por múltiples razones. La primera y más importante, que tenía pensamientos suicidas". Este es el inicio del mensaje que Wentworth Miller, el protagonista de Prison Break, colgó en su muro de Facebook cuando vio cómo The LAD Bible (una página de noticias, memes y vídeos “graciosos”), se metía con su peso.

El actor libra una dura lucha contra la depresión desde la niñez. “Buscaba el alivio en todas partes. Y lo encontré en la comida. Podría haberme dado por cualquier cosa. Drogas. Alcohol. Sexo. Pero comer fue lo único que quise hacer”, admite en su comentario. Y un día, caminando con un amigo por Los Ángeles, se topó con el rodaje de un reality y con una nube de papparazzis. Ahí comenzaron los chistes, las mofas y los comentarios ofensivos. En 2010, justo en el peor momento de su depresión.

“La primera vez que vi aparecer el meme en mis redes, lo admito: me dolió hasta respirar. Pero sobreviví. Así que haced estos montajes. Estoy encantado. Ahora, cuando veo esa imagen de mi camiseta roja y una sonrisa rara en mi cara, recuerdo mi lucha”, escribe el actor, lleno de orgullo.

Y termina dando un consejo: “Si tú o alguien que conoces está sufriendo, hay salida. Contacta, escribe, manda un email, coge el teléfono. A alguien le importa lo que te pasa. Están esperando a saber de ti". Toda una lección de calma, de madurez y de elegancia. The LAD Bible ha retirado la foto pero, vaya, para entonces ya llevaba 101 mil likes y 12.516 shares, así que ya es tarde para pararlo. Es fácil reírse del resto, y más por Internet. “Ey,  son ricos y famosos, están expuestos al público. Que se jodan”. Hombre, pues en fin. Tal vez la próxima vez que uno vaya a compartir una foto en la que se están riendo de algún famoso deba ponerse en su piel y pensar qué pasaría si ese del que están haciendo bromas fuera él mismo, ¿no?