6 formas de conseguir dinero extra para llegar a fin de mes

Currando o sin currar, seguramente te has plantado más de una vez (y de 2, y de 3) a final de mes muy apurado, deseando encontrarte 20 euros en algún bolsillo de un pantalón viejo. Con ese 'pellizquito' de más, seguro que hubieses acabado el mes más airoso y sin derrapar. ¿Te suena? Pues bien, ese dinero extra que necesitas lo puedes conseguir fácilmente. ¿Cómo? Pues... ASÍ.

1. Compra en un mercadillo y luego vende en Ebay

La reventa de toda la vida, pero en formato digital. La idea es la siguiente: vas a un mercadillo de segunda mano y te haces con las mejores prendas y productos para luego venderlos por internet a un precio algo más caro de lo que los has comprado. Ebay o Wallapop pueden echarte un cable con eso. Eso sí, tampoco te pases a la hora de poner precio. Se trata de que, aún con el margen que te has puesto, siga siendo barato. Si no, no te lo comprará ni Peter.


2. Apúntate para hacer de 'extra'

Si has soñado alguna vez con participar en un episodio de tu serie favorita, ha llegado el momento de cumplir tu deseo. Y encima, te pagarán por ello. ¿Te acuerdas que el año pasado buscaban extras en Girona para salir en Game of Thrones? Pues este año la convocatoria se ha hecho en Cáceres, Córdoba y Sevilla. Y pagaban 54 euros al día. Así que ya tardas en apuntarte en una agencia de figuración y demostrar ese salero escondido que tienes.


3. Da clases particulares de español

Aunque los idiomas no sean lo tuyo, da igual. Español si sabes, ¿no? Pues ya está. Lo único que necesitas para dar clases particulares es tener una buena pronunciación y una buena expresión oral (n vale decir "cocreta" y cobrar un pastón). Puedes publicar tu oferta en alguna web o también puedes recurrir al típico tablón de anuncios que hay en las universidades, a los estudiantes de Erasmus puede venirles al pelo. Eso sí, no olvides prepararte bien las clases para poder ofrecer buenos resultados. Ya sabes que el boca a boca es muy efectivo para conseguir nuevos alumnos. Cúrratelo.


4.  Pasea a los perros de tu barrio

Seguro que en tu barrio hay un montón de perretes deseando que les des un buen paseo. O mejor dicho, un montón de dueños que van apurados de tiempo y que necesitan que les eches un cable. Puedes pactar con ellos 2 o 3 salidas con el perro a la semana (depende de la disponibilidad de tiempo que tengas). La verdad es que es un dinero fácil y agradable de conseguir y, si tienes perro, aprovecharás el paseíto, te tocará el aire y harás un poco de ejercicio. Así, te ahorras el gimnasio. ¿Qué más quieres?


5. Alquila tu casa o tu coche

Si ya compartes piso y os sobra una habitación o si te vas a ir a pasar la Navidad a tu pueblo (ojalá te llegara para irte de viaje), puedes alquilar la habitación por días en Airbnb. Echa un vistazo a las condiciones que se necesitan para ser anfitrión y empieza a rentabilizar todo ese espacio que no usas. Y lo mismo con el coche. Si no lo necesitas cada día, puedes alquilarlo a otras personas los días que no lo vayas a usar. Socialcar es una web de alquiler de coches particulares, donde encontrarás todos los detalles que necesitas saber para hacerlo.


6. Haz de modelo en escuelas de arte

Tranquilo, en el arte no se lleva lo del 90-60-90. Todos podemos posar para que unos futuros artistas plasmen esa belleza particular que te caracteriza. Así que, si quieres conseguir un dinero extra muy cómodamente, preséntate en escuelas de arte y talleres para ofrecerte como modelo. Y que sepas eso de que solo buscan a gente para posar desnuda es un mito. Hay necesidades de todo tipo. Además, si tienes los selfies tan entrenados, seguro lo de posar para gente que no seas tú mismo se te dará genial.