6 formas de saber que ya no amas a tu pareja

Después de mucho tiempo de relación, miras a tu pareja de soslayo y compruebas que aquel intenso amor que sentías se ha transformado en una mezcla de complicidad y cariño. Sí, el enamoramiento químico y delirante de los primeros meses no puede durar mucho y suele transformarse en un amor más maduro y sereno. Pero hay señales muy claras que indican que lo que tú sientes no es ni una cosa ni la otra. Que sencillamente has dejado de amarle. Y estas son las seis más evidentes según Stephen Betchen, terapeuta matrimonial y autor de Magnetic Partners:

1. Apatía

Hay etapas donde la apatía que sentimos proviene de otros rincones de nuestra vida: vacío existencial, deriva profesional, depresión o incluso enfermedades físicas. Pero si tu estado natural en la relación es una gigantesca indiferencia hacia lo que pareja hace o dice, o hacia los planes que podríais hacer juntos, es muy probable que ya no estés enamorad@. El interés es clave.

2. Distancia

El apego enfermizo, la dependencia física de los primeros meses es insostenible. Pero tener ganas de llegar a casa para reencontrarte con tu pareja, soltarle un abrazo y charlar es fundamental en una relación. Si te da igual la distancia o el tiempo que os separe, porque de hecho estás mejor sol@, la respuesta la llevas tatuada en la frente.

3. Intimidad

Volvemos a lo mismo: el sexo salvaje de los inicios perderá fuelle inevitablemente. Pero bien distinto es que hayas llegado a tal grado de desidia sexual que no te importe pasar días y días sin sexo. O que incluso prefieras no hacerlo. Es una señal de que has metido a tu pareja en la friend zone: le quieres, le valoras, es tu mejor amigo, pero ya no le amas.

4. Atención

El cuidado y la curiosidad que sentimos hacia nuestra pareja es clave para descubrir si seguimos o no enamorados. Preocuparnos por cómo se siente, interesarnos por su felicidad, atender a los pequeños detalles. Si tu cabeza está puesta siempre en ti o en cualquier otro sitio salvo en tu pareja, la cosa está bastante clara.

5. Valor

Cuando estás enamorad@ valoras muchísimo a tu pareja. Sientes que has tenido una suerte infinita topándote accidentalmente con él/ella en un mundo tan vasto. Incluso puedes caer en aquellos clichés de la media naranja y el alma gemela. Por el contrario, si no estás enamorad@ probablemente sientes que solo es un pez más en el mar. ¿Es tu caso?

6. Respeto

Hasta ahora siempre habías escuchado con atención y valorado la opinión de tu pareja. Porque te importaba y querías construir algo guay. Pero ahora afrontas las discusiones y el día a día desde el ego y la dejadez. El respeto se diluye poco a poco. La razón es simple: tu pareja ya no te importa lo suficiente, tu relación ya no te importa lo suficiente. Y mejor darse cuenta a tiempo.