El trabajo de 57.000 euros que tú tampoco querrías aceptar

Atención a la oferta: se busca niñera para trabajar en una impresionante mansión de Escocia con vistas espectaculares a la montaña, con derecho a comida y apartamento privado con baño y cocina, 28 días de vacaciones más festivos y 50.000 libras anuales, es decir, 56.870 euros. Y todo esto, ¿a cambio de qué? Pues cuidar a los hijos del matrimonio que ofrece estas condiciones chollazo. Las tareas consistirán en preparar el desayuno, acompañar a los niños al colegio, ayudarles con los deberes, atenderles en su tiempo libre y cuidarlos durante los viajes de trabajo de los padres. ¿Dispuest@ a hacer las maletas? Es lógico. Pero espera un momento, porque la oferta tiene todavía un comentario más. Un 'inconveniente'. Y no es broma. Cualquiera que quiera optar al puesto deberá tener una personalidad 'fuerte', porque esa torre escocesa tiene una particularidad: está encantada.

No se trata del argumento de ninguna película de terror. Es una oferta real, publicada hace unos días en el portal Childcare, y que ha generado, obviamente, un gran revuelo. “Tenemos una hermosa propiedad amplia situada en un lugar remoto con vistas espectaculares”, explica la madre en el anuncio, y completa diciendo que llevan más de 10 años conviviendo con espíritus que mueven muebles y rompen cristales.

En el ultimo año, hasta seis niñeras han abandonado el trabajo por los "fenómenos sobrenaturales" ocurridos en ausencia del matrimonio, que no oculta su fantasmagórica compañía. Childcare se puso en contacto con los anunciantes y entrevistaron también a las niñeras, que corroboraron lo que sucede en la mansión: ruidos en plena noche, pasos y movimientos extraños que se producen siempre que la casa 'siente' la ausencia de sus dueños.

Por eso, el matrimonio avisa: la persona que acceda al empleo deberá tolerar todos esos sucesos y tener una personalidad lo suficientemente fortalecida como para convivir con fantasmas que, por el momento, no han causado ningún daño físico a la familia ni a las anteriores trabajadoras. 

¿Sigues con el mismo ánimo? Puedes pensarlo con calma; probablemente, la oferta no registre un aluvión de solicitudes...