5 señales que prueban que estás en una relación codependiente

La relación idílica no existe. Siempre, en cualquier momento, hay un ligerísimo desequilibrio sobre cuánto da cada uno y cómo de involucrado está. A veces uno, a veces otro. Un proceso orgánico sutil que varía constantemente. Pero cuando sistemáticamente una persona da y da sin parar mientras la otra, más narcicista, se limita a recibir se produce una descompensación que convierte la pareja en una relación codependiente. Y, para que descubras si la tuya lo es o no, te traemos cinco señales establecidas por los expertos en relaciones:

1. Compensas su déficit de implicación

Según la terapeuta de parejas Shannon Thomas, la primera señal de codependencia tiene lugar cuando uno de los dos comienza a asumir la responsabilidad de mantener la pareja en contacto todo el rato. “A medida que un compañero retrocede la cantidad de tiempo, esfuerzo y cuidado que da, el otro trabaja más duro para cubrir ese vacío”. Una tarea agotadora e insana.

2. Quieres salvarlo

La personalidad codependiente, explica la fundadora de Narcissist Abuse Support, tiende a complacer al narcicista y a realizar todos los sacrificios necesarios para apoyarlo. Y avisa: “Cuando cuidar a otra persona te impide satisfacer tus propias necesidades o tu autoestima depende de sentirse necesaria estás yendo por el camino de la codependencia”.

3. No tienes vida propia

Es normal que cuanto te enamoras solo tengas ojitos para esa persona. Pero es importante realizar un esfuerzo para no aislarte y tener vida más allá de la pareja: hobbies, amigos, familia. Eso te convierte en una persona más interesante y plena y, como cuenta la profesora de citas Erika Ettin, te impide “perder esa esencia que te hace especial”.

4. Necesitas su aprobación

“Si sientes que no puedes tomar una simple decisión sin la aprobación o permiso de la otra persona podría ser una señal temprana de que estás en una relación codependiente narcicista abusiva”, explica Catenya McHenry, periodista y autora de Casada con un narcicista. Y es que perder tu propia autonomía y tu libertad es lo que peor que podría pasarte.

5. Compruebas compulsivamente que te quiere

¿Andas siempre preocupado de que te deje? ¿Intentas poner celoso a la otra persona para confirmar que te quiere? ¿Disfrutas las discusiones intensas porque reconciliación trae consigo muestras de amor? Según el médico especializado en codependencia y addición a las relaciones, Holly Daniels, si respondes que sí a todo esto no hay duda: estás en una relación codependiente.