Las 5 mejores maneras de quemar grasa sin perjudicar tu salud

No solo por estética sino también por salud, perder la grasa de más está presente en la lista de prioridades de muchísima gente. Sin embargo, tanta información contradictoria y dietas milagro que no lo son terminan por desmotivar a cualquiera. Y, aunque la pérdida del exceso de grasa depende de muchos factores, hay algunos pasos muy simples en los que puedes basarte para aumentar de manera rápida y sencilla tu quema de grasa. Estos son los cinco fundamentales:

1. Cardio y entrenamiento de fuerza

El cardio es esencial si quieres perder grasa. Las investigaciones especializadas recomiendan entre 20 y 40 minutos de ejercicio cardiovascular diario. Pero un estudio demostró que unir el ejercicio cardiovascular con un entrenamiento de fuerza es más efectivo para reducir la grasa corporal que el ejercicio cardiovascular aislado. Así que, entre sesiones de running, vete a un gimnasio y levanta unas pesas.

2. Más proteínas y grasas saludables

Comer proteínas disminuye el apetito, preserva la masa muscular y reduce el riesgo de grasa abdominal. Y comer grasas saludables con moderación reduce también el hambre. De hecho, un estudio descubrió que seguir una dieta mediterránea rica en aceite de oliva y frutos secos se asociaba con un menor riesgo de aumento de peso en comparación con dietas bajas en grasas.

3. Menos carbohidratos refinados y bebidas azucaradas

Este consejo es de cajón. Reducir la ingesta de alimentos procesados, pastas, panes blancos y demás carbohidratos refinados es fundamental, así como abandonar las bebidas azucaradas y el alcohol en la medida de lo posible. Los estudios demuestran que el consumo de estas bebidas aumenta el riesgo de grasa abdominal.

4. Dormir bien

Dormir adecuadamente está asociado a una cantidad abismal de efectos beneficiosos, incluídos la perdida de peso. No en vano, un estudio mostró que dormir al menos siete horas durante la noche aumenta la probabilidad de perder peso en un 33%. Entre otras cosas porque el buen descanso reduce el apetito.

5. Beber café

La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central, por lo que acelera nuestro metabolismo y aumenta la descomposición de los ácidos grasos. Un estudio con más de 58.000 personas encontró que el aumento de consumo de café disminuye el aumento de peso. Por fin un placer que no tenemos que eliminar de nuestras vidas si queremos perder grasa y estar un poquito más sanos, eso sí, con moderación.