5 Empresas Súper Exitosas Creadas En La Época De La Universidad

Rápido: Nombra una empresa fundada por un estudiante universitario... Has dicho Facebook, ¿verdad? El origen del gigante de los medios sociales puede ser una de las creaciones universitarias más familiares, pero no es la única. De hecho, el espíritu empresarial en los campus universitarios está en auge gracias a la confluencia de factores incluyendo la economía y los avances tecnológicos. Pero además existe una libertad especial en la juventud: como estudiante universitario, tienes tiempo para jugar, probar y averiguar nuevas fórmulas del éxito.

Hemos elegido un puñado de grandes empresas que comenzaron en una residencia de estudiantes o durante un proyecto de clase. Algunos probablemente los conoces; otros pueden ser una sorpresa.

1. Snapchat

empresas universitarios-codigo-nuevo-mileniales1

Quizá no sea tan raro que una aplicación creada específicamente para compartir fotos embarazosas o cuestionables con poco temor a que vayan a volverse en tu contra, fuese ideada por unos estudiantes universitarios en medio de una fiesta con alcohol y una discusión sobre el sexting. Pero Snapchat hace tiempo que ha pasado de su concepción juvenil. En 2015, su co-fundador Evan Spiegel dijo que la aplicación tenía 100 millones de usuarios diarios, y está valorada en 16 mil millones de dólares.


2. Insomnia cookies

empresas universitarios-codigo-nuevo-mileniales1

Una noche de 2003 en la Universidad de Pensilvania, Seth Berkowitz estudiaba hasta tarde cuando le entró el capricho goloso. Por desgracia el campus le ofrecía pocas opciones a esas horas, así que decidió hornear sus propias galletas. Pronto, Berkowitz comenzó a vender las Insomnia cookies en el campus en pequeños lotes, pero a medida que los estudiantes solicitaban más galletas, decidió poner a prueba nuevas recetas y comenzó la entrega fuera del campus con la ayuda de amigos. Hoy en día, sus cálidos y pegajosos dulces se distribuyen de madrugada, desde más de 65 ubicaciones en todo los Estados Unidos, y los fundadores tienen previsto seguir ampliando el negocio.


3. Modcloth

empresas universitarios-codigo-nuevo-mileniales1

Susan Gregg Koger necesitaba una manera de vender la ropa vintage que ya no le cabía en el armario, y creó un negocio online para ello. Después de graduase de la Universidad Carnegie Mellon, el negocio creció de manera espectacular, superando 100 millones de dólares en ventas, sobre todo cuando ModCloth utilizó a sus propios empleados como modelos de trajes de baño para promover la positividad del cuerpo. El negocio sigue siendo considerado uno de los mejores sitios de moda vintage online.


4. The Onion

empresas universitarios-codigo-nuevo-mileniales1

Los jóvenes de la Universidad de Wisconsin, Chris Johnson y Tim Keck lanzaron la ahora adorada publicación satírica The Onion con un préstamo de la madre de Keck. Lo que comenzó como una revista independiente producida en su residencia, rápidamente adquirió adeptos más allá de la universidad. Johnson y Keck vendieron The Onion a colegas un año más tarde por $19.000. En pocos años, la revista subió como la espuma, logrando alcanzar el millón de dólares al año en ventas de publicidad.


5. Giveme5

empresas universitarios-codigo-nuevo-mileniales1

Pero no todas las empresas de éxito se paren en Estados Unidos. También en España hay talento, y un buen ejemplo de ello es Giveme5. Dedicados al diseño de interiores,  ofrecen soluciones creativas según las necesidades funcionales, estéticas y económicas de cada cual. Se ocupan además de la gestión total del proyecto abordando todos los frentes relativos al diseño. La empresa salió de la plataforma U-Talent-Hub, del Parque Científico de la Universidad de Salamanca, que hace las veces de incubadora universitaria.


¡Aún estás a tiempo de ser uno de ellos! ¿Quién no tiene ropa de más, hambre, o alguna idea descabellada? De hecho este es el mejor instante de tu vida para intentarlo. Tienes de tu lado las ganas, la fuerza, pero sobre todo el tiempo para saltar y caerte. A pelarte las rodillas mil veces antes de aprender a rodar con tu bicicleta. Recuerda que el fracaso es una palabra muy fea que en realidad esconde recetas nuevas, aprendizaje, y oportunidad.