Al menos 10 muertos y 50 heridos tras un ataque en el metro de San Petersburgo

Un ataque con varios explosivos detonados dos estaciones del metro de San Petesburgo han provocado al menos 10 muertos y 50 heridos en la tarde de este lunes, según ha informado la agencia rusa Sputnik News . Todas las estaciones han sido cerradas después de la explosión, y está cobrando fuerza la tesis de que se trate de un atentado terrorista.

En este sentido, Víctor Ozérov, presidente del Comité de Defensa de la Cámara Alta del Parlamento declaró a Sputnik que las explosiones en San Petersburgo pueden ser consideradas como atentados terroristas: "Lo más probable es que fue un atentado, todas las señales indican esto".

Los primeros testimonios de supervivientes han comenzado a inundar las redes sociales del país. "La gente es presa del pánico, nadie sabe a dónde ir. Esto es una pesadilla, parece una guerra. Hay personas con la cara quemada", explicó un testido a la emisora rusa Kommersant FM.

Mientras tanto, la policía de San Petersburgo, que confirmó que las bombas eran de escasa potencia con un equivalente a 200-300 gramos de TNT aunque contenían abundante metralla, anunció la adopción de medidas especiales para garantizar la seguridad en la segunda mayor ciudad de Rusia.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, quien se encuentra también en la ciudad con motivo de una reunión con el presidente bielorruso, Aleksander Lukashenko, ha enviado ya sus condolencias a las familias de las víctimas aunque no ha confirmado que se trate de ataques terroristas. 

A pesar de la cautela del presidente Putin, algunos portavoces del Senado ruso confirmaron a Sputnik su intención de endurecer fuertemente la legislación antiterrorista tras las explosiones. Por último, la embajada de Estados Unidos en Moscú emitió un comunicado en el que expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas y recomendó a sus ciudadanos evitar los desplazamientos por San Petersburgo.