10 Ideas Para Que Te Montes Un Negocio Y Seas Tu Propio Jefe

Si siempre has soñado con ser tu propio jefe quizás es el momento perfecto para poner en marcha tu proyecto. Para que un negocio funcione correctamente hay dos puntos de partida muy importantes a tener en cuenta: Dedícate a aquello que mejor sabes hacer porque la mayor parte del éxito reside en hacer muy bien aquello en lo que trabajas y las posibilidades aumentan todavía más si encima te apasiona.

Siembra, recoge y vuelve a sembrar: empezar poco a poco, sin muchos riesgos pero con grandes pretensiones y mucho trabajo puede ser un buen comienzo. A veces no es necesario invertir cantidades ingentes de dinero para poner en marcha un empresa que no sabes cómo va a funcionar.

Analiza y escribe tus habilidades y tus pasiones, podrían convertirte en un gran emprendedor.

Moda y accesorios

1. Los accesorios se han convertido en un mercado muy interesante, en primer lugar, por responder a una compra por impulso y, en segundo lugar, por que si su precio es asequible, puedes repetir su compra siempre que quieras. Elige bien qué producto te gustaría diseñar y producir, encuentra un fabricante que lo produzca bajo tu marca y ponte a ello. Existen un montón de plataformas donde empezar a venderlos hasta que la marca sea reconocida.

2. ¿Por qué no Personal Shopper? Si te gusta ir de compras quizás esta idea sea la más apropiada para ti. Muchísima gente está tan ocupada con su trabajo y su vida personal que no encuentran tiempo para ir a dar una vuelta en busca de modelitos. Fórmate primero, ¡no solo se vive de sueños!


Salud y alimentación

3. Gracias a muchos programas de televisión sobre grandes diseñadores de tartas y pasteles en Estados Unidos, el mundo de la repostería creativa está en auge. Si te gusta cocinar y tienes muchas ideas en la cabeza ponte a hacer tartas y cupcakes, se trata de un negocio que a priori no necesita mucha inversión y con un gran potencial. Tartas de boda, galletas de cumpleaños, repostería saludable, zumos y licuados... hay un gran mundo por explotar que podría ser tuyo.

4. La otra cara de la moneda se encuentra en aquellas personas que necesitan ayuda de un profesional para cuidarse y ponerse en forma. Alguien que les diga qué ejercicios son los necesarios para cumplir sus metas y objetivos personales y cuál es la alimentación básica más adecuada: un Personal Trainer.


Oficina y organización

5. La digitalización de una empresa puede ser un problema para muchas empresas. Ayudarles en el proceso gestionando sus redes y canales sociales y generando contenidos que les den reconocimiento en su sector y presencia digital puede ser una gran oportunidad de negocio que te permite adaptar perfectamente el resto de tu vida a ello.

6. ¿Se te dan bien los ordenadores y la informática? Sin duda se te abre un gran mundo como consultor y formador en ofimática para las empresas que tiene la necesidad de desarrollar mejor este tipo de habilidades para sus trabajadores.


Decoración y restauración
LEBEE

7. Este es de un tipo de negocio en el que una imagen vale más que mil palabras. Hazte un experto en decoración de interiores: materiales, estilos, proveedores, tiendas y tendencias y crea espacios que todo el mundo quiera disfrutar.

8. La reutilización y restauración de muebles se ha convertido en una de las oportunidades de negocio más atractivas del mercado del mueble. Darles una segunda vida supone un ahorro para sus propietarios y un cambio en la decoración de su hogar sin desprenderse de sus cosas.


Eventos

9. Esto no es nada nuevo y en los últimos años han aparecido centenares de wedding planners (organizadores de bodas) que convierten una organización costosa y un gran dolor de cabeza en algo mágico. Moda, decoración y tendencias son tres de las cosas que deberás tener muy presentes si quieres tener tu oportunidad aquí.

10. Si te apasiona la fotografía o el vídeo, hacer de ello tu profesión puede ser algo bastante factible. Todo el mundo necesita en algún momento los servicios profesionales de un fotográfo o creador de vídeos para inmortalizar los momentos que no quieren olvidar. Internet se ha convertido en la plataforma por excelencia de escaparate para este tipo de oficios y existen centenares de páginas y asociación de profesionales que ayudan a promoverlos.


La clave: El centro de cualquier negocio, ahora más que nunca, es el reconocimiento de tu empresa. Si no te conocen no existes. Así que estrújate el cerebro y utiliza el alcance y las facilidades que te proporciona Internet para explotar tu marca. Crea una plataforma que de visibilidad a lo que haces (un portfolio, un blog o un canal de youtube), dale difusión e interactúa con tus clientes. No olvides que siempre es bueno buscar ayuda en profesionales con experiencia y aprender de ellos. ¡Mucha suerte!