Trucos y consejos científicos para sobrevivir a la resaca

Qué bien lo pasaste anoche, ¿eh? Alcohol, risas, baile y, con suerte, sexo. Pero ahora te quieres morir. Porque las resacas son lo que te manda el universo para hacerte sentir culpable después de un buen desfase. Te atacan desde lo más profundo y llaman a tu madre para que te grite y su voz penetre por todos los orificios de tu cuerpo hasta tu cabeza. Hasta el timbre te parece un sonido supersónico. Per no te preocupes, estamos aquí para ayudarte con unos cuantos consejos que mejorarán tu dolor de cabeza, de estómago y - si se puede- de conciencia.

Antes de la fiesta

1. Una hamburguesa entre pecho y espalda

Vale, a lo mejor hartarte de comer carne antes de salir de fiesta no es lo que más te apetece. Estarás hinchado y eso hará aumentar tus probabilidades de vómito. Sin embargo, debes saber que la intensidad de tu resaca no está relacionada con lo mucho que vayas a beber, sino con cómo metabolizas el alcohol y eso, según la Doctora Elizabeth Kovacs, profesora en la Universidad Loyola de Chicago, depende directamente de lo que comes.Resultado de imagen de eat burger gifLa experta recomienda cenar carbohidratos, proteínas y algo de grasa antes de salir a beber (Kovacs, los dietistas del mundo van a ir a por ti, muy pronto) y, en concreto, la carne roja tiene un alto porcentaje de aminoácidos y vitaminas B que ayudan a procesar los subproductos nocivos que contiene el alcohol. Así que si esta Nochevieja has cenado entrecot, seguramente mañana no te encuentres tan mal.

2. Échate una siesta

Parece que queremos que engordes (más), ni mucho menos. La mayoría no dormimos lo suficiente durante la semana, y eso no afecta directamente a la resaca que vayas a tener, pero sí que mejorará las defensas naturales de tu cuerpo. Y siempre será mejor ir preparado.

Durante la fiesta (si consigues acordarte)

3. Mucha agua

El alcohol hace que tu cerebro y tu cuerpo demanden azúcar y se deshidraten y, por eso, te duele tanto la cabeza y tu estómago se ve resentido. Por eso, es una buena idea que tomes agua entre copa y copa o, ya que van a pedirte -como mínimo- 5 eurazos por una botella de 33cl, pide bebidas isotónicas o del estilo agua de coco. Según cuenta Kovacs a la edición inglesa de COSMOPOLITAN, este tipo de refrescos reponen los nutrientes que estás perdiendo al beber alcohol.

Resultado de imagen de drink a lot of water gif

4. Fumar mata (también a tu cerebro)

Vale, eso ya lo sabías. Pero si la ciencia no hace más que confirmarlo, ¿por qué seguimos? Un estudio publicado en la Journal of Studies on Alcohol and Drugs documentó los hábitos de 113 estudiantes ingleses y los síntomas de sus resacas, y confirmó que mezclar el alcohol con el tabaco intensificaba los dolores de cabeza y estómago. Si es que, los vicios de uno en uno, señores.

5. Gin mejor que Ron

Los alcoholes blancos, como la ginebra, el vodka o el vino blanco, son menos agresivos para el estómago, debido a que en su fermentación se crean menos toxinas e impurezas que en los oscuros, como el ron o el whisky. Ya sabes, un gintónic nunca falla (o dos).Resultado de imagen de party friends gif6. Zumo en vez de refescos

Aunque tengamos la cultura del cubata muy arraigada, tus resacas serán mucho más llevaderas si dejas de incluir refrescos en tus combinaciones. Atención al champán, porque contiene lo mismo de lo que intentamos prevenirte: las burbujas. Esas pequeñas arpías harán que te explote la cabeza al día siguiente, porque aceleran el proceso de absorción del alcohol y te emborrachan mucho más rápido. Como alternativa, te proponemos que mezcles el alcohol con zumos. Sus vitaminas extra le vendrán muy bien a tu flora intestinal y te transportarán hasta tu adolescencia.

Al llegar a casa

7. Frena ya con el agua

Beber agua está bien, pero si te atiborras puedes hacer que tu cuerpo se estrese; te levantarás cada dos por tres al baño e interrumpirás tu sueño, algo que necesitarás más que nunca. Si llevas bebiendo agua o bebidas isotónicas toda la noche, remata con un gran vaso antes de acostarte y toma otro por la mañana. Listo.

8. Prevenir antes que curar

El especialista en resacas (sí, eso existe) Jason Burke, recomienda que tomemos un ibuprofeno antes de acostarnos. Este tipo de medicamentos son antiinflamatorios y empezarán a atacar, cuanto antes, a los efectos del alcohol sobre tu cerebro y estómago. No esperes a que te duela todo a la mañana siguiente. Pero cuidado, este medicamento puede ser contraproducente si lo que te duele es el estomago.Resultado de imagen de pill gif

La mañana de la muerte

9. Comida, qué asco

Las resacas monumentales te dejan el estomago por el arrastre, ya se han cargado tus reservas de azúcar y agua. Probablemente te de asco todo (y hasta quieras vomitar, si la cosa se te fue de las manos anoche), pero es importante que comas para recuperarte. Pero no cualquier cosa: la doctora Carmen Gómez Candela cuenta para El Confidencial que es necesario abstenerse de menús agresivos al día siguiente (suerte con la comida de Año Nuevo), "hay que llevar una alimentación suave. En ese sentido, se puede seguir la norma de que los alimentos blancos son menos agresivos. Es recomendable tomar huevos, lácteos, cereales, arroz, pasta…".

10. Café: ERROR

Aunque creas que va a despejarte y será ideal, seguramente será lo peor que puedas hacer. No hay cosa menos digestiva que el café, por su acidez y la cafeina; "el café es un estimulante gástrico y hace cualquier cosa menos asentar el estómago", especifica Gómez.Resultado de imagen de hate coffee gif11. Bella durmiente

Dormir. Eso es lo mejor que puedes hacer. No evitará que te duela la cabeza, pero si no duermes bien el dolor sí será más intenso. Aunque el alcohol hace que te duermas mucho más rápido, también interrumpe los ciclos normales del sueño. Puedes intentar evitarlo bajando las persianas y escogiendo un lugar lo más aislado posible y sin ruidos.