Qué se sabe del nuevo tampón con marihuana para aliviar el dolor de regla

Las que lo sufren saben que el dolor menstrual no es ninguna tontería, y ahora resulta que el cannabis podría ser la solución (¡aleluya!). La marca Foria ha inventado un remedio a este martirio ovular: unos supositorios vaginales hechos con componentes de la marihuana que ayudan a aliviar los retortijones. Aunque no evite que una vez al mes la vida nos recuerde nuestra faceta de incubadora humana, quizás haga más llevaderos esos días de bandera roja en la playa del buen humor.


Reduce la inflamación

Cuando una mujer sufre dolores de regla es porque el útero está contraído, y el músculo sufre un espasmo. Supuestamente, el cannabis facilita la circulación sanguínea y hace disminuir estas contracciones, restaurando la oxigenación del tejido y reduciendo la inflamación. Boom. ¿Y de qué esta hecho nuestro nuevo amigo herbáceo? Mantequilla de coco orgánico, aceite de cannabis formado por CO2 presurizado y diez miligramos de un aislante de cannabidiol, uno de los principales componentes de la marihuana.

Cada 'pack' de 4 unidades cuesta unos 39 euros, y todavía no se pueden comprar fuera de California y Colorado. De momento es sólo un producto de supermercado y no está clínicamente testado, por lo que no se considera un medicamento. Esta compañía ya había creado un lubricante con marihuana, Foria Pleasure, que se propone aumentar el placer femenino.

Con la flexibilización de las leyes en algunos estados de EEUU, como California o Colorado, cada vez hay más productos sanitarios que usan el cannabis para popularizarse. Claro está que hay que ser precavido, porque muchos de estos nuevos productos no cuentan con suficiente investigación científica detrás que los avale. De momento no se han dado voces sobre las contraindicaciones de estos supositorios, aunque sí se recomienda no utilizarlo si se está buscando quedarse embarazada.


¿Alivio o coloque?

El fundador, Mathew Gerson, dice estar "contento de que el público esté abierto a usar el THC para una vida más sana". Pero por más contento que esté este señor, ¿funciona realmente este nuevo producto? Al parecer, las internautas que lo han usado han tenido buenas experiencias, los comentarios online cuentan que los dolores se esfumaron en poco rato e incluso se sintieron agusto cuando se derretía el supositorio.

Nos surge la gran pregunta: ¿no estarán incentivando que vayamos todas colocadas por la vida? Pues no. Porque los efectos de estas pequeñas cantidades de cannabis quedan localizados en la zona en cuestión, y no produce los mismos efector que consumirlo por vía respiratoria. O sea, que no te va a dar el colocón. Todo indica a que este método de alivio muscular no tiene efectos psicotrópicos. Mejor, porque a diferencia del porro 'tradicional' con este producto podremos decir "que rule".