Hay un superalimento que puede salvarte del síndrome postvacacional

Cuando las vacaciones se acaban solo nos queda una opción: adaptarnos a la rutina con buen pie, sin resignación, y el yogur es el mejor alimento para empezar a hacerlo 
 

Piénsalo un minuto: has vuelto a trabajar, has vuelto a la uni, te has puesto las pilas con los apuntes y hasta tienes una nueva agenda. Has hecho todo lo que un ser humano podría hacer para superar el síndrome postvacacional: inventarse nuevas rutinas o volver a las viejas. Incluso te has apuntado al gym (sí, por enésima vez). Lo tienes todo listo y, sin embargo, no terminas de olvidar las vistas que tenías desde tu hotel o el solecito que te daba mientras pasabas la tarde en Formentera. Vaya, has pasado de estar en la playa con los pies a remojo a estar en la oficina. Y, ahora, no hay manera de hacer las paces con tu entorno: todo te parece sumamente aburrido.  

Por ejemplo, llegas a casa y lo último que te apetece es ponerte a cocinar. Preferirías otra cosa: un daiquiri, un helado con nata y frambuesas, algo de chocolate… Necesitas algo que te dé vidilla, que te ayude a superar la bajona de volver a la rutina. Vale. Lo hemos captado. Y ese algo tiene forma de yogur. Un yogur que, como los de Danone, puede hacerte muy feliz por varios motivos

Beneficios de comer yogur 

Primero de todo, comer yogur es, de por sí, más saciante e interesante que un vaso de agua o un café. Es un alimento lleno de nutrientes esenciales, con múltiples beneficios, que te salva el desayuno, el postre o la merienda. Es el snack saludable de lxs deportistas y lxs no tan deportistas. Es ese producto estrella que todo el mundo debería tener en su nevera cada semana. 

Además, el yogur de Danone está considerado como un alimento bastante completo. ¿Por qué? Pues porque contiene leche y fermentos naturales, es una fuente única de calcio y proteínas y, además, su fórmula es simple y saludable. Literalmente hecho para que no te compliques más la vida. 

Además, con el yogur no valen las excusas ni la pereza postvacacional. Es el único alimento que te lo pone fácil. Lo preparas en un minuto y ya lo tienes listo para comer. ¿Lo mejor? Que es súper saludable. Tener siempre un yogur en la nevera te ayuda a evitar otros productos ultra procesados y no tan nutritivos. Es el postre que necesitas tener en tu vida. O mejor todavía, es el desayuno que contiene proteínas y vitaminas muy útiles para el organismo. Vamos, lo que necesitabas para esas mañanas en las que te da pereza salir de la cama. Tantos son sus beneficios, que es más digestivo que la leche. ¿Necesitas más motivos? 

Versatilidad total 

Pues te los vamos a dar. No solo te salva en esos momentos en los que vas con prisa, sino que puedes añadirle fruta y otros ingredientes que lo harán súper sabroso. Por ejemplo, puedes prepararte tu propio bowl saludable y añadirle fresas, manzana o trocitos de chocolate puro, y ya tienes ahí la merienda que necesitabas después de una larga jornada de curro o universidad. ¿Para desayunar? Más de lo mismo, puedes completarlo con copos de avena, arándanos, frambuesas o un poquito de canela. Piensa que es lo primero que vas a comer nada más levantarte, así que tiene que contener bastantes proteínas para que aguantes las primeras horas de la mañana. 

Si quieres seguir incluyéndolo en tu dieta, tienes otras formas de hacerlo. Puedes utilizar el yogur para hacer un pastel o para hacerte tu propio batido. Y, todo esto, solo confirma una cosa: su increíble versatilidad. Puedes comerlo a cualquier hora y, de cualquier manera. Un must en tu vuelta a la rutina que puede hacerte la vida más fácil. No lo decimos nosotrxs, lo dice su increíble sabor. ¿Te animas a probar?