Tus pulmones preferirían inmolarse antes que respirar el aire de estas 10 ciudades españolas

Según los estudios llevados a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hay muchas ciudades con una calidad del aire pésima

Si vas en bici por la ciudad, no hace falta ni que te lo contemos: los coches sueltan una cantidad de basura por los tubos de escape que da miedito. Y sí, eso mismo que tiñe los tubos de negro acaba dentro de tus pulmones mientras tú te esfuerzas por tener un modo de vida saludable y utilizar un medio de transporte alternativo y respetuoso con el medio. Pero, como podrás imaginarte, no es lo mismo vivir en pleno centro de Madrid o Barcelona que en Soria o Teruel. 

El nivel de partículas en suspensión de una ciudad a otra puede variar enormemente y, según los estudios llevados a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hay 10 ciudades españolas en las que tus pulmones preferirían cogerse unas vacaciones antes que salir a la calle. En concreto, estas ciudades superaron las emisiones recomendadas por la Organización Mundial de la Salud(OMS) en cuanto a la cantidad de micropartículas, es decir, aquellas con un tamaño inferior a 2,5 micras (PM2,5).

Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao y Valladolid fueron las ciudades analizadas y en todas ellas se superaron los valores en micropartículas. Sin embargo,entre estas, las cinco ciudades en las que realmente estarás respirando veneno son Sevilla, Barcelona, Valencia y Palma de Mallorca. Todas ellas superaron ampliamente los niveles recomendados tanto en micropartículas como en partículas mayores con un diámetro superior a 10 micras (PM10).

Por si no lo sabías, pero seguro que podrías intuir, respirar el aire urbano saturado de partículas en suspensión es fatal para tu salud. Desde irritar e inflamar las vías respiratorias a agravar el asma o aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer de pulmón. En total, se calcula que en 2018 unas 660.000 personas fallecieron en la Unión Europea y unos 7 millones a nivel global por asuntos relacionados con la contaminación del aire, es decir, el tubo de escape (sobre todo el de los diésel) provoca más muertes prematuras que el tabaco. 

Pero lo realmente preocupante es que sabiendo lo chungo que resulta llenar el aire de nuestras ciudades de humo, el 50% de las ciudades analizadas (Bilbao, Las Palmas, Málaga, Palma y Zaragoza) no disponen todavía de un protocolo de actuación para restringir la circulación en los días en los que la situación atmosférica aconseje reducir el número de vehículos en la ciudad (cuando hay anticiclón el humo de los coches tiende a quedarse pegado a la ciudad a modo de seta). 

Puede que esta información te haya abierto los ojos al problema real que supone la contaminación en tu ciudad o puede que la tuya no aparezca y te genere indiferencia. Sin embargo, lo que sí debería inquietarte es que solamente han analizado estas 10 ciudades y en todas se excedían las cantidades de emisiones consideradas como seguras. Lo más probable es que tu ciudad también las incumpla y, como pasa con la mitad de las analizadas, no haga nada por evitarlo. El primer paso para librar a tus pulmones del humo es tomar conciencia y exigir cambios a nivel local.