Meditar tiene efectos beneficiosos más duraderos que unas vacaciones

La meditación calma la ansiedad, reduce los niveles de estrés y aumenta el bienestar psicológico

Una mañana te levantas y no puedes más. La presión del trabajo, la rutina que clona los días y tu propia cabeza están acabando contigo. Los niveles de estrés que soporta tu cuerpecito están por las nubes y sabes que necesitas hacer algo para no explotar. Lo primero que piensas, por ser la solución más popular de todas y porque te encanta, es pegarte un buen viaje vacacional. Y sí, funciona. Pero un estudio científico, del que se hace eco The Orange Dot, ha demostrado que la meditación podría tener efectos saludables mucho más duraderos que unas vacaciones turísticas.

Los investigadores midieron los patrones genéticos y biomarcadores de envejecimiento de 94 mujeres que asistieron a un retiro de seis días en un centro vacacional. Algunas eran meditadoras habituales, otras empezaron a meditar durante el estudio y otras no habían meditado jamás. Seis días después, las 94 mujeres vieron reducidos los síntomas de depresión y estrés. Es el llamado 'efecto vacaciones'. Pero 10 meses después, quienes meditaban seguían mostrando algunos de estos beneficios, mientras que las no meditadoras habían vuelto a la casilla inicial.

Las vacaciones son importantes. Te permiten desconectar un poco de la tiranía del móvil, hacer un paréntesis de las relaciones y recuperar una visión saludable de la vida que las prisas diarias no te dejan ver. Pero es un lujo que no siempre puedes permitirte, sea por tiempo o por dinero. Así que saber que la meditación tiene los mismos efectos o mejores para calmar la ansiedad, reducir el estrés o aumentar tu bienestar también es importante. Meditar, después de todo, no vale dinero y apenas te roba unos minutos. No sabe como un mojito en una playa caribeña pero tu cerebro te lo agradecerá muchísimo.