Cómo La Medicina Del Ayurveda Te Ayuda A Regenerar Todo Tu Cuerpo

Regenerar los hábitos de vida, reconciliarse con la naturaleza y restablecer el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Así de claro. Y así de complejo, al mismo tiempo. Esos tres preceptos son la base del Ayurveda, el sistema médico más antiguo del mundo, que nació en la India y en Sri Lanka hace 5.000 años, según la Directora General de la OMS, Margaret Chan. Tal vez en otras partes del mundo sea todavía poco conocido, pero en la India se estudia, todavía hoy, en las mismas universidades. Y también aquí, en España y en Occidente en general, comienza a encontrar arraigo. ¿Su base? Más que el tratamiento, la prevención, entendiendo que las enfermedades son fruto de hábitos de vida poco saludables y derivan de que hemos olvidado que nuestro cuerpo es nuestro templo y, como tal, debemos cuidarlo.

ayurveda3-mileniales-codigo-nuevo

 Lo primero que hay que tener claro es que el Ayurveda es distinto a la medicina convencional. Si nuestros médicos están especializados en el tratamiento de enfermedades, los médicos ayurvédicos lo están en la salud y, muchas veces, en adelantarse a los problemas. Se ocupan de devolvernos el equilibrio abordando la salud desde el punto de vista espiritual y filosófico. Por eso, no tiene por qué entenderse como sustituta de la medicina occidental, con la que convive sin pretender ponerse por delante. Nuestra medicina se ocupa de los síntomas y, sin duda, es la disciplina más eficiente en casos agudos como infartos, hemorragias, roturas… Por eso, los médicos ayurvédicos no se ocupan de estas dolencias. Hacen algo diferente, complementario: estudian al cuerpo desde un plano distinto al de las moléculas y la mecánica pura del organismo. Es otra vía para alcanzar el bienestar, reconocida por médicos de tradición occidental como el doctor Frank John Ninivaggi, de la Universidad de Yale.

El Ayurveda reconoce cinco elementos primordiales, a los que denomina Mahabhutas: agua, tierra, espacio, aire y fuego. Y entiende que todo lo que existe, incluidos nosotros, está compuesto por esos elementos en distintas proporciones. ¿Cómo analizan entonces a cada paciente? Estudiando la cantidad que tenemos de cada uno de esos elementos y clasificándonos según nuestro Dosha, es decir, según la proporción que el cuerpo tiene de cada uno de ellos. ¿Qué es, entonces, una enfermedad, una dolencia? Algo tan sencillo como un desequilibrio de los doshas. Y eso es lo que hay que tratar, buscando recuperar las proporciones adecuadas, recobrando los niveles de cada uno para que no interfieran los unos con los otros y no nos hagan padecer ningún desarreglo. La sociedad occidental entiende a las enfermedades como hechos inevitables, algo con lo que el Ayurveda no está de acuerdo.

Ayurveda2-mileniales-codigo-nuevo

Tal vez suene superficial, pero esta disciplina atesora cinco milenios de experiencia. Y con sus métodos se tratan dolencias como la artritis, los dolores abdominales, los procesos digestivos, también ayuda a rejuvenecer el cuerpo, a mantenerlo saludable eliminando toxinas… Porque todos nosotros, con algunos hábitos de vida como el consumo de tabaco y alcohol, el estrés, la tensión emocional o la ansiedad, estamos desequilibrando nuestros doshas y contribuimos a desarrollar enfermedades.

Entonces, ¿cómo es un tratamiento ayurvédico? No se basa en medicinas, escoge otras vías diferentes. La medicina ayurvédica ataca nuestras ‘maneras’ poco saludables que nos perturban y que hacen que el cuerpo se desconecte del espíritu. Nos reconducen al Prakriti, que es un patrón de bienestar personal según nuestras características, con actitudes, pautas de vida y alimentos determinados. El masaje es una de las bases de sus tratamientos; la técnica del Abhyagam consiste en aplicar masajes corporales con aceites y esencias en función del estado de cada dosha. También las plantas, los recursos naturales, son una fuente de bienestar: el Ayurveda tiene catalogadas más de 2.700 plantas que, incluidas en la dieta, también recuperan la armonía interna.

Ayurveda-mileniales-codigo-nuevo

La vieja medicina del Ayurveda trata de encontrar el camino de vuelta. Nos reeduca para luchar contra algunas dolencias aprendiendo a comer, a relajarnos, a respirar, tal y como asegura el periodista y cronista de viajes Francisco López-Seivane. Algo así como el clásico ‘Más vale prevenir que curar’. Tal vez, más que medicina, el Ayurveda es una ‘forma de vida’.