Los limones que podrían ayudarte a detectar el cáncer de mama

Algunos de los principales síntomas de esta enfermedad pueden verse antes de sentirse y así los han retratado para prevenirlo

Cómo funciona el cuerpo, qué le sucede en el interior, cuáles son sus cambios, de qué forma se materializan y qué se siente durante cualquiera de esos procesos es uno de los principales objetivos de las mujeres. Este foco forma parte del discurso de sexólogas, psicólogas, doctoras e incluso escritoras o artistas que invitan a la mujer a profundizar y a aumentar el conocimiento sobre sí mismas. En el Día Mundial del Cáncer de Mama es aún más importante recordar la importancia de escucharse y verse para prevenir, es por ello por lo que ha nacido la campaña Know Your Lemons (conoce tus limones, en castellano), una forma visual de mostrar algunos de los síntomas del cáncer de mama.

La idea de la campaña nace de la diseñadora Corrine Ellsworth Beaumont. Su objetivo era el de crear una infografía colorista y accesible sobre los síntomas del cáncer de mama, sustituyendo así los pechos femeninos por limones donde los signos se muestran de forma gráfica. Desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) celebran que el proyecto esté alcanzando a mucha gente y animan a que se siga compartiendo. Ellsworth tomó la iniciativa después de perder a sus dos abuelas a los 40 y 62 años por esta enfermedad y de no encontrar ningún tipo de información que hablara sobre los indicios que tiene el cuerpo de decirnos que algo no va bien.

Así es con una sola imagen pretende dar respuesta a las preguntas de mujeres como ella y su trabajo lo lleva a cabo desde su fundación Worldwide Breast Cancer. Algunas de las marcas que pueden aparecer en los pechos —además de los bultos— que podrían indicar un cáncer de mama son: venas que crecen, hoyuelos, erosiones, pezón hundido o enrojecimiento, entre otros. La campaña anima a las mujeres a realizarse mamografías incluso antes de la edad estimada (los 35 años) y a autoexplorarse: “El mejor momento para hacerlo es al acabar tu menstruación. Un bulto cancerígeno se siente diferente a un bulto normal, es duro, no se mueve y puede tener cualquier forma o tamaño”.

“Tanto si acudes por un síntoma como si estás realizado una prueba rutinaria, es bueno saber qué esperar. Si algo te preocupa y quieres una respuesta, la única forma de confirmar el diagnóstico de cáncer es viendo las células, por ejemplo, a través de una biopsia”, explica el texto que acompaña la iniciativa.