Inventan una pastilla que te broncea mientras te protege contra el cáncer de piel

El objetivo es el mismo cada año: ponerse moreno. Porque nos hace sentir más guapos, más saludables; logramos que el blanco de los ojos y de los dientes se vuelva casi nuclear, que el tono del pelo se aclare, que la ropa nos siente mejor. Pero, para algunos, lucir bronceado se convierte casi en una obsesión en verano. Competimos con los demás comprobando quién tiene una 'marca' más pronunciada, comparando la zona blanca que queda bajo el bañador y nos piropeamos por tener la piel oscura. Y todo ello sigue siendo así a pesar de que conozcamos de sobra los peligros de exponernos de forma irresponsable a los rayos dañinos del sol. Ahora, la ciencia ha dado un paso de gigante contra esto inventando un pastilla que, además de broncearnos de forma natural, crea una potente barrera frente al cáncer de piel. Dos por uno.

Dos grupos de investigadores del Hospital General de Massachusetts y del Instituto del Cáncer Dana-Farber llevan años trabajando en este nuevo ingenio. Se trata de un compuesto que activa la pigmentación de la piel sin apoyarse en los efectos perjudiciales de las radiaciones ultravioleta. Se trata de un compuesto que activa la pigmentación de la piel sin apoyarse en los efectos perjudiciales de la excesiva exposición al sol. Porque el bronceado es, simplemente, la respuesta defensiva de nuestro organismo ante estos rayos naturales: al exponernos a los rayos UV, el cuerpo comienza a generar una capa protectora basada en la melanina, el pigmento que provoca que la piel luzca más morena y que actúa como barrera.

Así, se podría decir que tomar esta pastilla es similar a ‘comerte el sol’ sin castigar al cuerpo. Las moléculas de esta pastilla preparan a nuestras capas cutáneas para absorber los rayos UV, llegando hasta ellas y logrando que se oscurezcan de forma casi instantánea. De esta forma, nos prepara para tolerar el sol antes incluso de que este nos alcance, poniendo el parche antes que la herida.  Entonces, ¿ya no te hará falta tomar el sol? Pues no tanto, pero como ya estarás algo más moreno, tendrás una base que hará de barrera natural para protegerte de los rayos UV. 

Por el momento, los equipos de trabajo se centran todavía en los ensayos clínicos, buscando probar la potencialidad de estos nuevos compuestos. Pretenden crear una protección que actúe como complemento a las cremas solares que, por ahora, únicamente nos protegen de forma superficial, creando así una doble barrera. Todavía habrá que esperar para que el SIK-inhibitor –ese ha sido el nombre escogido para bautizar este nuevo fármaco– esté disponible para su compra, pero promete convertirse en una revolución sanitaria mundial y en la mejor arma para disfrutar del sol sin exponernos a sus peligros.