El hábito nocturno que te impide mejorar tu físico aunque hagas dieta y gym

 

Ahora que ya has ajustado tu dieta y te has puesto a tope con el ejercicio físico, hay algo que debes saber sobre las actividades perjudiciales nocturnas antes de dormir

Es posible que aún te queden por aprender algunos buenos trucos para acabar de adelgazar más allá del ejercicio diario y una dieta equilibrada. Los consejos para estar en forma normalmente tienen que ver con lo que se hace a lo largo del día, pero lo que hacemos justo antes de dormir también acaba repercutiendo a nuestro estado de salud y forma física. Hay actividades nocturnas que contribuyen a la pérdida de peso y una mejora general de tu condición física, y otras que más bien todo lo contrario.  

El consejo más conocido al respecto seguramente ya lo conozcas: no comer en las dos horas previas a acostarse, ya que produce un estado de alerta en tu cuerpo y lo pone a quemar grasas durante la noche de tal forma que no puede concentrarse bien en el sueño. Pero hay otras rutinas a las que hay que echarle el ojo para que el ejercicio físico y una dieta sana y equilibrada tengan mayor eficacia. 

De la misma forma que es mejor caminar varias horas al día que estar sentado, tampoco es conveniente estar muchas horas delante del televisor antes de ir a dormir como forma de descanso, según explica un artículo reciente de la revista She Finds. Como alternativa, leer un libro, tomar notas sobre cómo ha ido el día o escuchar un Podcast resulta mucho más saludable. No se trata solo de que ver la televisión esté asociado a un estilo de vida sedentario, sino también que pasar horas delante de la pantalla antes de irse a dormir empeora la calidad del sueño y el buen descanso es una de las claves para que las dietas tengan eficacia. 

El especialista Macklin E. Guzmán ha explicado a esta revista que “hay investigadores que han concluido que reduciendo el tiempo de televisión a la mitad se puede incrementar en 120 las calorías extra que quemamos cada día”. Aunque esto no sea demasiado, multiplicado por un mes son 3.600 calorías. Esto equivale a las calorías necesarias para uno o dos días, tanto en el caso de las mujeres (1600-2000 calorías diarias) como en el de los hombres, que necesitan entre 2000 y 2500. 

Todo viene de que la pantalla emana una luz azul que, según se ha descubierto, perjudica los ritmos circadianos del sueño, hace que te cueste más caer dormido y eso puede cortar los ciclos del sueño profundo e incluso contribuir al insomnio, según explica el mismo investigador. Si tu sueño es de peor calidad, puedes despertar más cansado y eso te lleva a un estilo de vida más sedentario, acentuando un bucle perjudicial para tu salud. Por tanto, si buscas mejorar tu forma física y reducir tu peso corporal, estos dos consejos te podrían ayudar a lograr tus objetivos antes y con mejor salud.