Podrías Tener Una ETS Ahora Mismo Y Ni Lo Sabes

Viva la libertad sexual -todos a una- , ¡VIVA! Pero cuídate un poco, alma de cántaro. Si no usas gomitas, ya es porque no te da la gana, de verdad. Mira que nos han machacado con esto. Las peores cosas de la vida podrían empezar con una tontería, así que háztelo mirar. ¿Sabes eso que tú crees que no es nada y te pica hace semanas? Pues igual mañana... PAM ! Herpes genital. ¿No te has asustado? Claro, porque podría ser muchísimo peor. Y después a lamentarnos con el ¿por qué fui tan loco?. Por eso, aquí los síntomas más comunes que, en el peor de los casos, podrían proceder de una ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual) oculta. ¿Por qué? Pues porque prevenir es la única forma segura de librarte de esto y porque, si te está pasando, hay que cogerlo a tiempo. 

Safety Is Sexy_codigo-nuevo


Si te escuece al orinar

Si eres chico, el escozor a este nivel implica inflamación en uretra o uretritis. Pero tranquilo, puede ser debido a una leve lesión pasajera después de ponerle demasiado ímpetu al revolcón mañanero. También el exceso de alcohol, café, espárragos o estrés pueden causar este síntoma. Algo más complicado es que se deba a una infección por microbios, pero antes de pensar directamente en el sexo como única vía de contagio (contente antes de llamar a la mala suerte), existe la posibilidad de una autoinfección por bacterias propias y normales de la misma uretra, próstata u orina. Normalmente, nuestra inmunidad se hace cargo, pero si la sensación persiste, acude al médico.

Para ambos sexos, si te escuece al hacer pis y también has tenido algún encuentro sexual de riesgo, tienes todos los números para una infección por Neisseria gonorrhoea, causante de gonorrea, o por Chlamydia trachomatis, el agente de la clamidiasis. Un análisis rápido puede sacarnos de dudas y ponernos ya en el camino de su tratamiento específico.

No Te Ralles_codigo-nuevo

Sensaciones en la vagina

Podemos incluir aquí toda una suerte de picores, escozores al orinar, cambios en las secreciones (si tu mucosa vaginal se ha vuelto más espesa o abundante), sangrado fuera del período menstrual o sexo doloroso. Iré al grano. Podrías tener cualquier cosa, incluso unos hongos vaginales (candidiasis) tan comunes como molestos y contagiosos. Por eso, lo suyo es acudir al ginecólogo con cierta frecuencia y darle más urgencia si se presentan estos síntomas.

Si algo de esto te pasa tres semanas después de hacer la cafre sin protección, puedes estar padeciendo clamidiasis, pero si han pasado solo entre dos y diez días de eso y, además, sufres dolor abdominal o fiebre, podría tratarse de gonorrea. Estos son los casos más comunes y su diagnóstico es rápido y barato. El tratamiento también. Entonces, ¿a qué esperar?

What Are You Waiting For

Si tienes el pene irritado

En la mayoría de casos, el enrojecimiento del glande o del prepucio acompañado de picor y descamación, se debe a la infección por hongos propios o ajenos que podrían proceder, o no, del contagio en una relación sexual. Puede tenerlos tu compañero o compañera de sexo por exceso de higiene con jabones de ph incorrecto o después de tomar antibióticos. Sin querer te los contagia al no haberse manifestado ningún síntoma externo. Otra causa muy común es que sea una simple reacción alérgica a los fluidos corporales de tu pareja sexual o por contacto con productos espermicidas (quién piensa en lavarse manos en todo el calentón??).

En muy raras ocasiones, este síntoma está relacionado a la infección por el microbio causante de sífilis. A esta ETS se le llama 'la gran imitadora' porque tiene muchísimos síntomas posibles y, a menudo, se parecen a los de otras enfermedades. Estate tranquilo, porque sería una manifestación muy rara y peculiar de la enfermedad. Pero si tienes dudas, pues a mirárselo toca.

Tranqui_codigo-nuevo

Molestias en el culo

Entre estas, tendríamos que distinguir las sensaciones en el ano de las del recto (ano -o el orificio- y la parte interna más inmediata del digestivo o recto). La sensación de dolor, escozor o picor externo son mayoritariamente debidos a la alteración de la flora bacteriana natural, aunque casi siempre suele venir acompañado de hemorroides, fisura o, puntualmenteherpes. En algunos casos, se trata de granos normales y pasajeros.

Pero ojo con los síntomas rectales como dolor profundo, secreción o mucosidad, sangre o ganas de seguir defecando a pesar de no quedar nada ya. Estos síntomas están estrechamente ligados a una ETS por gonorrea o clamidia y deberías ir YA al especialista. Que no cunda el pánico, porque también pueden deberse a hemorroides o fisuras pasajeras en el recto, pero no es algo para tomarse a la ligera.

At Least Is Not Herpes


¿Y el Sida?

En el 'primer mundo' ya no hablamos de esta enfermedad como cuestión de salud prioritaria o algo mortal. En el 'tercer mundo' sí. El por qué un virus que no distingue entre ricos y pobres, sigue llevándose por delante específicamente a los segundos, es algo a meditar en profundidad. Volviendo al tema, el SIDA en sus primeras fases no tiene síntomas llamativos que te hagan ponerte en alerta. Por eso, lo suyo es acudir a un centro de diagnóstico fiable si tienes dudas tras un desliz.

Pero si sientes fiebre, dolor de cabeza, garganta o fatigas muy fuertes y constantes -coincidiendo en el tiempo con relaciones sexuales de riesgo-, sería bueno que fueras a urgencias. Ahora no creas que tras leer estos síntomas, cualquier gripe puede esconder al VIH. Pero -al contrario de las mencionadas antes- esta ETS es crónica, te puede cambiar la vida y el tratamiento propuesto es muy costoso y para siempre.


Resumiendo, no asustarse a la mínima no significa que debas tomarte la salud a broma. En la mayoría de casos, los posibles síntomas relatados son debidos a condiciones que nada tienen que ver con una ETS. Aun así, habría que estar alerta cuando eso que escuece no mejora o va a peor. La visita al médico o a un centro de diagnóstico especializado es primordial, porque sigue siendo responsabilidad de todos evitar la propagación. Seas quien seas, vivas donde vivas, tengas la edad que tengas y juegues a lo que juegues, pensar en el bien de todos no es algo que esté de más.

Somos Tantos_codigo-nuevo