Un estudio revela que los yogures son una bomba para tu dieta

Solo el 10% son bajos en azúcares mientras que los ecológicos y orgánicos no son mucho mejores

Comerse un yogur es igual de insalubre que tomarse un refresco. Así lo confirma un estudio, que recoge El País, hecho en los supermercados británicos que analizó 900 yogures y asimilados. Estos postres lácteos son uno de los nueve productos que más azúcar aportan a la dieta, con una media de 10,9 gramos de azúcar por cada 100 de yogur. En comparación, una Coca-cola tiene 10,6 gramos por cada 100 mililitros.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo azúcar debería ser inferior al 10% de las calorías de la dieta. Lo que supone unos 50 gramos en adultos, y más de la mitad en jóvenes y niños. Así pues, si un niño toma los postres lácteos más azucarados del mercado —como un petite-suisse—, ya ha tomado todo el azúcar diario recomendada en un solo alimento.

Los yogures con más azúcares previsiblemente son los líquidos, de frutas o de sabores. Pero los ecológicos y orgánicos tampoco se salvan: eran los segundos en mayor cantidad de azúcar, empatados con los afrutados. Los derivados de la soja tampoco entraban dentro de las cantidades recomendadas de azúcar, al igual que los “bajo en azúcares” para el público infantil, que de los 101 productos analizados en el estudio, solo 2 tenían menos de 5 gramos de azúcar por cada 100 gramos. En conclusión, el estudio asegura que tan solo el 10% son bajos en azúcares, una cantidad que se reduce al 2% en los productos infantiles.

"Inicié esta investigación cuando el Gobierno británico señaló a los nueve principales productos [entre ellos los derivados lácteos azucarados] que aportaban la mayor parte del azúcar ingerido por los niños y, como muchos padres, consideraba los yogures como algo saludable sin darme cuenta de todo el azúcar añadido que llevan la mayoría", ha explicado la doctora y nutricionista, Bernadette Moore, en unas declaraciones que recoge el artículo de El País. Los yogures, aunque se crea que son una opción sana de postre, almacenan cantidades insalubres de azúcar.

Archivo

Si queremos seguir comiendo yogures, el mismo artículo ha consultado a una nutigenómica de Nutrir con Ciencia que asegura que los más sanos son los naturales, los quesos frescos, el kéfir y el yogur griego tradicional. Si el sabor es muy agrio, recomienda usar fruta “de frutería” para endulzarlo. Advierte también que no nos creamos las campañas de yogures light o sin azúcar, porque las empresas lácteas “tienen mucho marketing, […] son muy potentes”. Por lo visto es hora de replantearnos nuestra dieta.